Política

Fernández Montes da un portazo al PP en Málaga

  • El que fuera alcalde de Torremolinos entre 1995 y 2015 anuncia que deja el PP porque “lo echan” y lanza duras acusaciones contra Bendodo y Margarita del Cid

Margarita del Cid, Elías Bendodo y Pedro Fernández Montes en una imagen de archivo Margarita del Cid, Elías Bendodo y Pedro Fernández Montes en una imagen de archivo

Margarita del Cid, Elías Bendodo y Pedro Fernández Montes en una imagen de archivo

El polvorín en el que se había convertido el PP en Torremolinos se apacigua, o no, con la salida de Pedro Fernández Montes del partido. El que fuera alcalde de la localidad durante 20 años, entre 1995 y 2015, e histórico dirigente del PP en los últimos 43 años deja el partido porque, según aseguró hoy en una rueda de prensa, lo han echado. “Me voy porque me echan. Por fin Elías Bendodo, Ramón del Cid, Encarnación Navarro y Margarita del Cid, que por cierto han sido mis tenientes de alcalde durante 20 años, han conseguido lo que tramaron el día después de las últimas elecciones municipales”, dijo Fernández Montes, que atizó a diestra y siniestra al dejar de estar “sometido” a la disciplina del partido.

“Incumpliendo los estatutos, arrastraron al resto de concejales a no acatar la disciplina de partido, no reconocer mi autoridad como presidente democráticamente elegido por los afiliados, prohibir mencionar mi nombre en los plenos, renunciar a responder a las mentiras del PSOE y a defender la gestión del PP y dedicarse a criticarme ante la gente y los empleados municipales, atribuyéndome cuestiones personales que fueron ellos quienes las hicieron”, añadió el ex alcalde torremolinense.

A Bendodo, presidente del PP en Málaga, le acusó de poner a dedo a Margarita del Cid como candidata a la alcaldía del PP en Torremolinos para las próximas elecciones municipales del 26 de mayo e incluso afirmó que “Bendodo me ha obsequiado con otra maldad, porque en una querella del PSOE contra mí y los ocho concejales de mi equipo de gobierno ha dado asistencia jurídica a esos ocho pero no a mí como si yo fuera un proscrito o un apestado. Esto ha colmado el vaso de las deslealtades a mi persona”.

A Margarita del Cid la acusó de tener un “matrimonio acosado por las deudas”, de poseer “nueve embargos en la vivienda familiar que superan los 4,6 millones de euros, incluyendo deudas con Hacienda o la Seguridad Social”, de “dejar tiradas a 56 empresas con deudas por un importe de 4,1 millones de euros”, de gastar ese dinero en asuntos personales o de haber “sido citada tres veces en el juzgado y encontrarse en paradero desconocido”. “Es algo inadmisible y vergonzoso en un político. ¿Cómo una persona puede pretender gobernar un municipio cuando no ha sabido gobernar su propia casa?”, resaltó Fernández Montes.

La decisión de Fernández Montes no pilla desde luego a nadie por sorpresa porque la relación entre el ex alcalde y Margarita del Cid es horrible desde hace tiempo. A finales de abril del año pasado, Fernández Montes ya publicó en su cuenta de Facebook que Del Cid “no es considerada idónea ni por mí ni por muchos afiliados, debido a las circunstancias sobrevenidas en los dos últimos años, con graves acusaciones en diferentes medios de comunicación, acompañadas de documentos probatorios y con amplio eco en Torremolinos; acusaciones implícitamente asumidas por la candidata puesto que no ha cumplido con la más elemental obligación de un político que es dar explicaciones, actuaciones y actitud inaceptables que han producido escándalo y generan y seguirán generando un fuerte rechazo por parte de una gran mayoría de afiliados y simpatizantes”.

Fernández Montes fue intratable mientras ganó las elecciones con mayoría absoluta durante dos décadas, siendo un bastión del PP en la costa occidental. Sin embargo, en los pasados comicios de 2015 perdió la alcaldía de Torremolinos tras el pacto alcanzado por el PSOE y otros partidos que supusieron el nombramiento del socialista José Ortiz como regidor. Fernández Montes dimitió directamente al no poder ser alcalde y las peleas y cruces de acusaciones en el PP empezaron a airearse, máxime cuando el presidente del PP en Málaga, Elías Bendodo, apostó claramente por Margarita del Cid, uno de sus principales apoyos en el partido y que fue secretaria general.

Pedro Fernández Montes en una paella con la cantante Diana Navarro Pedro Fernández Montes en una paella con la cantante Diana Navarro

Pedro Fernández Montes en una paella con la cantante Diana Navarro

“Ya no valen los voluntarismos de “somos los mejores”, ni “vamos a ganar”, ni declaraciones faltas de credibilidad, todo apoyado por campañas publicitarias e intoxicaciones de determinados trolls. Ahora sólo toca aceptar la realidad de que el PP de Torremolinos debe acudir unido a las municipales, y la unidad sólo será posible cuando con urgencia se restituyan los derechos de los afiliados y en un Congreso puedan elegir en las urnas a quienes democráticamente les representen”, publicó en Facebook tras las elecciones autonómicas en diciembre.

Fernández Montes no ha conseguido ese congreso ni optar a ser el candidato a las elecciones municipales, por lo que ha anunciado que se va del PP, aunque no ha precisado si hará algún proyecto en solitario. Fernández Montes se despachó a gusto y desde la dirección del PP en Málaga prefirieron guardar silencio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios