Málaga Costa

Retoman las obras de rehabilitación de la estación de autobuses de Vélez

  • Los trabajos se paralizaron en el pasado mes de mayo cuando los operarios detectaron termitas

El Ayuntamiento de Vélez-Málaga ha conseguido retomar las obras de rehabilitación de la futura estación de autobuses que se paralizaron en el mes de mayo después de que los operarios detectaran terminas en su estructura. Se trata de un edificio de principios del siglo XX que sirvió de parada al tren que conectaba Málaga capital con Vélez - Málaga y Ventas de Zafarraya hasta que dejó de funcionar la línea en 1968. El Consistorio aprovechando que la segunda fase del tranvía finalizaba en este punto decidió aprovecharlo para trasladar allí la estación de autobuses y que sirviera de enlace para aquellas personas que llegaban desde otros pueblos de la Axarquía con destino el hospital, el polígono industrial, el centro comercial o Torre del Mar siguiendo el trazado del tranvía.

Consiguió los fondos para su rehabilitación de la Diputación Provincial de Málaga que aportó 22.205 euros para restaurar y adaptar este edificio de 100 metros cuadrados distribuidos en tres zonas, entre las que se distinguía la sala de espera, cafeterías, aseos y almacén. Los trabajos de adjudicación recayeron en la empresa Grulop 21 por un plazo de cinco meses. Comenzaron en el mes de marzo, y en mayo fue cuando tuvieron que paralizarlos por la aparición de las termitas y la necesidad de modificar el proyecto que tuvo que ser autorizado por la institución provincial.

Fue el alcalde, Antonio Moreno Ferrer (PSOE) quien confirmó que habían aparecido nidos de termitas en la madera que conforma el artesonado y en otras zonas del edificio. Ello obligó al Ayuntamiento a encargar trabajos para acabar con la plaga mediante la aplicación de tratamientos especiales. El objetivo era fulminar las larvas que pudiesen quedar para que no volviesen a generarse nuevas plagas de termitas. No obstante, el proyecto ya contemplaba la instalación de un artesonado nuevo dadas las condiciones en las que se encontraba. Las obras también contemplaban la demolición del forjado existente en la primera planta así como la mejora de iluminación del recinto, con actuaciones también en la fachada que tienen como fin recuperar los elementos arquitectónicos originales.

La línea de Málaga a Vélez-Málaga fue la última en cerrar de las que contó la Compañía de los Ferrocarriles Suburbanos de Málaga (FSM). Aunque las líneas fueron desmanteladas sin quedan la mayoría de las estaciones en pie como en Rincón de la Victoria convertida en oficina de turismo, la de La Cala del Moral en sala de exposiciones o la de Torre del Mar que es al igual que será la de Vélez-Málaga, estación de autobuses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios