Sucesos

Roban la colecta de tres iglesias de Benalmádena en dos semanas

  • En la Iglesia Bautista de Arroyo de la Miel se han sustraído 2.000 euros en donativos

  • No se han producido daños en el patrimonio

El pastor de la Iglesia Bautista de Arroyo de la Miel muestra el hueco de la caja fuerte. El pastor de la Iglesia Bautista de Arroyo de la Miel muestra el hueco de la caja fuerte.

El pastor de la Iglesia Bautista de Arroyo de la Miel muestra el hueco de la caja fuerte. / E. Moreno

En tan solo dos semanas varias iglesias de Benalmádena han sufrido el robo de la caja fuerte en la que guardaban el dinero de la colecta, que en uno de los casos ascendía a cerca de 2.000 euros. Dos de ellas se encuentran en Arroyo de la Miel y la última en Benalmádena Pueblo.

La investigación ya está en manos de la Policía Nacional y aunque por el momento se desconoce si los tres robos tienen relación entre sí o han sido realizados por la misma banda se da la circunstancia de que en los tres casos seguían el mismo modus operandi: forzar la puerta y sustraer la caja fuerte con el botín sin reparar en otros artículos de valor. Afortunadamente no se han producido daños en el patrimonio de ninguna de ellas.

En ninguno de los tres casos han sustraído objetos de valor salvo el dinero de los donativos

El primero de ellos tuvo lugar en la Iglesia Bautista de Arroyo de la Miel, en la calle Sagitario. Según relata su pastor, Eusebio Pérez, cuando llegaron el domingo tras varios días de viaje la puerta ya estaba abierta. “Pensábamos que la acababa de abrir algún miembro de la Iglesia pero no fue así. Como no había nada revuelto no sospechamos nada. Fue más tarde cuando entramos y vimos que la puerta del armario donde guardamos la caja fuerte estaba abierta y que el hueco estaba vacío cuando nos dimos cuenta de lo que había pasado”, cuenta.

Fue entonces cuando repararon en que la puerta de entrada estaba forzada y que habían roto el candado para acceder al local, que se encuentra en los bajos de un edificio. Algunos comerciantes de la zona alertaron de que una de las noches vieron como alguien estaba forcejeando la puerta que da acceso al jardín del bloque. “Pero podía haber sido un vecino cualquiera o la persona que nos robó”, explica Pérez, que señaló que “llevamos aquí más de veinte años y nunca habíamos experimentado algo así”.

Al encontrarse fuera durante varios no saben con exactitud cuándo pudo haberse producido el robo, que habría tenido lugar entre el miércoles y el domingo de la última semana de enero. Lo que sí tienen claro es que los delincuentes fueron directamente a la caja fuerte, en la que aseguran acumulaban entre 1.800 y 2.000 euros de la colecta del domingo de la que normalmente donan parte a colaborar en las misiones de otros miembros de la congregación repartidos por España y otras partes del mundo así como a pagar los gastos de la comunidad. “Siempre ha habido un respeto por ciertos locales y entidades y me da pena ver que ya no lo hay. No solo nos han robado a nosotros sino también en iglesias católicas, es rastrero”, concluye.

Y es que varios días después, el pasado 1 de febrero tuvo lugar un nuevo robo de similares características, esta vez en la Iglesia Santo Domingo de Guzmán de Benalmádena Pueblo. Según confirmaron fuentes del Obispado de Málaga los ladrones entraron por la fuerza cuando no había nadie “y han ido directamente a buscar el dinero porque no se han llevado nada más de valor”.

Un grupo de turistas frente a la Iglesia Santo Domingo de Guzmán. Un grupo de turistas frente a la Iglesia Santo Domingo de Guzmán.

Un grupo de turistas frente a la Iglesia Santo Domingo de Guzmán.

Al igual que en la Iglesia Bautista se trata del dinero en efectivo donado por los fieles en la última misa y que generalmente se dona a diferentes organizaciones con un fin social y humanitario como Cáritas o Manos Unidas. Es la primera vez que se produce un robo de estas características en la localidad. Años anteriores se han dado intentos de robo del dinero del lampadario pero sin que este llegara a materializarse.

El último se produjo hace tan solo unos días, el 7 de febrero, en la parroquia Inmaculada Concepción de Arroyo de la Miel que se encuentra frente a la estación de tren. En este último caso se trataba de la colecta de varios días aunque en ninguno de los dos casos se conoce a cuánto podría ascender el botín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios