málaga cf-valencia · la crónica

Quiero y puedo, pero no me dejan (1-2)

  • El colegiado anuló lo que suponía el 2-0 y que desencadenó la remontada ché.

  • Ideye hizo su primer gol con la blanquiazul para el 1-0.

  • El Valencia remontó el partido en cinco minutos.

En-Nesyri, con los jugadores valencianistas celebrando un tanto al fondo. En-Nesyri, con los jugadores valencianistas celebrando un tanto al fondo.

En-Nesyri, con los jugadores valencianistas celebrando un tanto al fondo. / Marilú Báez

Quieren y pueden, pero no les dejan. El Málaga completó, quizá, su mejor primera mitad de lo que va de temporada. Exigió al Valencia el cien por cien en lo físico y estuvo por delante en el marcador gran parte del encuentro gracias a Ideye. El colegiado negó el 2-0 a Diego González y el Valencia acabó remontando el choque.

José González devolvía la titularidad a Recio dejando a Adrián en el banco. Ricca, que acabó siendo el descarte por unas molestias, fue relevado por Diego González. Lestienne debutaba en el lugar de Keko. Tres cambios que hicieron destacar al Málaga en una notable primera mitad, marcada por la presión y el buen posicionamiento de los blanquiazules.

El buen hacer del Málaga se traducía en el gol. Ideye estaba más fino que nadie en el área pare tocar el balón que ponía en ventaja a los blanquiazules. Recio colgaba un saque de esquina que el nigeriano remataba con el pie en el corazón del área.

El segundo tiempo arrancaba con un Valencia mucho más posesivo, pero el Málaga se mantenía bien ordenando, limitando a los chés. Los locales volvían a ver puerta pero esta vez, incomprensiblemente, el colegiado anulaba el gol. Lo hacía Diego González dentro del área después de que Ideye rematara un balón que Recio colgaba al área. El árbitro pitaba falta de En-Nesyri que también saltó.

La lesión de Recio y los cambios ofensivos de Marcelino daban vida al Valencia. Tampoco ayudó la entrada de Keko. La inoperancia de Medhi Lacen, Ideye y Roberto en el córner que acabó rematando Coquelin suponía el 1-1 y la desconexión del Málaga. Se volvió a dar el cortocircuito y entre Guedes y Roberto forzaron un penalti de Ignasi Miquel que acabó expulsado. Parejo no falló desde los once metros. Se daba la remontada en cinco minutos.

El Valencia ya estaba por delante del marcador y tan solo Roberto, que subió a la desesperada en la última acción del partido, se acercó al empate con un testarazo que robó el poste de Neto. Otra derrota, otra oportunidad perdida, y esta con la sensación de querer y poder, pero anulado por un colegiado que no lo permitió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios