Primer contacto

Jeep Compass 1.3 GSE, fabricado en Europa y, ahora, con tracción delantera y automático

  • El Jeep Compass se convierte en europeo, pues se fabrica para estos mercados en Italia en lugar de donde venía haciéndose, México; y, a la vez, se estrena con el motor 1.3 en versiones de 130 y 150 CV, dando pie a una asociación inédita para Jeep de tracción delantera y caja automática.

Jeep Compass 1.3 GSE, fabricado en Europa y, ahora, con tracción delantera y automático Jeep Compass 1.3 GSE, fabricado en Europa y, ahora, con tracción delantera y automático

Jeep Compass 1.3 GSE, fabricado en Europa y, ahora, con tracción delantera y automático

Jeep acaba de comenzar la comercialización de un nuevo motor de gasolina que, en el caso del Compass, es la única alternativa al 1.6 Multijet de 120 CV que llegará más adelante y a las también nuevas versiones híbridas enchufables 4xe. En éstas también se emplea junto a un motor eléctrico este 1.3 GSE (Global Small Engine) que está disponible en dos versiones: 130 y 150 CV.

Siempre ligado a la tracción delantera, la primera sólo se asocia a un cambio manual de seis velocidades, en tanto que la de 150 CV sólo lo hace a un automático DDCT, de doble embrague en seco y también seis marchas. Con este último, y por primera vez, Jeep dispone con este Compass de la combinación de tracción delantera y cambio automático en un SUV compacto, una asociación particularmente demandada por los compradores: es la elegida en un 30 por ciento de los coches vendidos.

En cuanto a los acabados, para el motor de 130 CV hay nada menos que cuatro niveles distintos: Sport, Longitude, Night Eagle y Limited, con precios que oscilan entre los 26.550 y los 32.950 euros. El de 150 CV únicamente se vende con el Limited, por 34.950 euros.

Jeep cuenta con un plan de financiación para estas versiones que arranca con una entrada de 5.500 euros y, durante 36 meses, un pago de 250 euros por mes, con una cuota final de 8.500 euros.

La combinación del motor 1.3 GSE, el cambio DDCT y la tracción delantera da pie a la generación de una nueva versión, inédita en Jeep. La combinación del motor 1.3 GSE, el cambio DDCT y la tracción delantera da pie a la generación de una nueva versión, inédita en Jeep.

La combinación del motor 1.3 GSE, el cambio DDCT y la tracción delantera da pie a la generación de una nueva versión, inédita en Jeep.

Este lanzamiento coincide con el paso de la producción para Europa de la factoría de Toluca (México) a la de Melfi (Italia), lo que facilita la logística: permite pasar de seis meses entre la realización del pedido y su entrega a entre seis y ocho semanas.

Técnicamente, a la última

El nuevo motor 1.3 GSE se caracteriza técnicamente por su construcción en aluminio, utilizar inyección directa, estar sobrealimentado con un turbo y cuenta con la distribución Multiair III, un sistema electrohidráulico que permite el regulado independiente de las válvulas de admisión. Para la depuración de sus gases, tiene filtro de partículas.

Hemos podido conducir brevemente un Compass 1.3 GSE de 150 CV con cambio automático, que no parece de empuje particularmente poderoso a bajo régimen -el par de ambas versiones es el mismo, 270 Nm; una cifra alta para un motor de tan baja cilindrada-, si bien no tiene problemas en tanto que el cambio, muy rápido en su trabajo, se ocupa de jugar eficazmente con el régimen de motor para mantenerlo en la zona media de su cuentavueltas, que es donde mejor se siente.

Sin levas para su manejo aunque sí movimiento secuencial con la palanca, admite el manejo a mano, pasando a la marcha siguiente una vez el motor alcanza las 6.000 rpm. En modo automático, D, es más conservador, subiendo de marcha a regímenes más bajos.

Ahora, con modo Sport

Con el accionamiento del nuevo modo Sport, no sólo la respuesta del motor al acelerador se hace más directa, sino que se evita cambiar a una marcha más alta cuando se relaja la presión sobre el acelerador para optimizar la respuesta en la próxima aceleración. No afecta a la asistencia de la dirección, uno de los elementos retocado junto a los amortiguadores.

Los Compass incluyen nuevos servicios Uconnect, ya sea con la pantalla de 7 o la de 8,4” -según el nivel de acabado-; y elementos como las llantas de 18” o un mayor número de colores para la carrocería, para la que puede elegirse el techo en color negro. También ayudas a la conducción como el aviso de colisión frontal y de salida de carril, ambos de serie en toda la gama. Otras funciones de disponibles son el detector de ángulo muerto y control de cruce posterior, el control de crucero adaptativo, la cámara trasera con líneas de ayuda dinámicas o sistema de ayuda al aparcarmiento en paralelo y batería.

Este motor 1.3 GSE ya se venía utilizando, dentro de la gama Jeep, en el Renegade, el más pequeño de la familia, con las mismas declinaciones de potencia. En éste se mantiene una oferta Diesel algo mayor con los 1.6 de 120 CV y los 2.0 de 140 y 180 CV -éste exclusivo de los Trailhawk- y, en gasolina, también con el motor 1.0 de 120 CV.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios