Equipamientos

El futuro del Convento de la Trinidad, de nuevo en el aire tras la dimisión de Fernando Francés

  • El Centro del Diseño y la Arquitectura, proyecto personal del dimitido secretario general para el edificio, pierde sus avales y garantías

El claustro del antiguo Convento de la Trinidad, en Málaga. El claustro del antiguo Convento de la Trinidad, en Málaga.

El claustro del antiguo Convento de la Trinidad, en Málaga. / Málaga Hoy

Para no dejar dudas al respecto, Fernando Francés divulgó este martes en las redes sociales una foto de sí mismo preparando una paella con el lema “Celebrando las cosas sencillas, la libertad, tiempo para mí”. Su dimisión como secretario general de Innovación Cultural y Museos, anunciado el pasado lunes, suscitó una singular crisis en la Junta de Andalucía dada además la abultada nómina de responsables institucionales que han tomado el mismo camino en los últimos meses; y aunque la Consejería de Cultura reaccionó también este martes con rapidez proponiendo para el cargo a la actual directora general de Patrimonio Histórico, Mar Sánchez Estrella (será en el próximo Consejo de Gobierno, el día 29, cuando se haga oficial la renuncia de Francés y su sustitución), el cierre de la herida no será presumiblemente tan fácil por cuanto Fernando Francés ha emprendido y propuesto en estos seis meses medidas, a menudo casi a título personal, que sin él se quedan sin remedio en el aire. De entrada, nunca antes en la historia de la Consejería de Cultura un secretario general había ganado tanta proyección y atención: tras su presentación como fichaje estrella por obra y gracia del consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, parecía claro a tenor de lo demostrado en el CAC Málaga que Francés no iba a limitarse a un gris perfil funcionarial, y así fue, con comparecencias ante los medios e intervenciones que antes quedaban reservadas a consejeros y delegados. También por este motivo su renuncia resulta más ruidosa, pero, de cualquier forma, la Junta de Andalucía se ve ahora obligada a decidir qué hacer con ciertos frentes abiertos por Fernando Francés casi en solitario. Y en Málaga espera a la administración autonómica un frente de bulto: el antiguo y ruinoso Convento de la Trinidad.

Una de las primeras medidas de Francés en la Junta fue "mandar parar" el proyecto del anterior Gobierno andaluz para el convento

Tal y como admitió Francés en su momento, una de las primeras medidas que tomó nada más llegar a la Secretaría general fue “mandar parar” el proyecto del Centro de Artes en Vivo, auspiciado por el anterior Gobierno de la Junta con el amparo del entonces consejero Miguel Ángel Vázquez y con la colaboración de distintas instituciones malagueñas (desde la Academia de Bellas Artes de San Telmo hasta la Academia de Ciencias pasando por el Ateneo y la Sociedad Económica de Amigos del País). Francés justificó su medida al afirmar que, sin ni siquiera contar con una partida presupuestaria, la Junta se “había sacado de la manga” esta idea como respuesta al centro de jóvenes creadores Distrito 6, al que el Ayuntamiento había dado luz verde en la vieja prisión de la Cruz de Humilladero. El pasado junio, tras formalizar una visita al convento junto al alcalde, Francisco de la Torre, y el viceconsejero de Cultura, Alejandro Romero, junto a otras autoridades y técnicos municipales y autonómicos, Francés anunció el proyecto que la Junta ponía sobre la mesa para el enclave: un Centro Nacional del Diseño y la Arquitectura, así llamado, al que el entonces secretario general prometía ya hacer una “referencia mundial”.

Se trataba, ciertamente, de una propuesta impulsada por Fernando Francés, desde el mismo título del futuro equipamiento hasta su definición, que pasaba por reunir obras y trabajos de las principales marcas internacionales de la aeronáutica, el automovilismo, la moda, el diseño industrial y la arquitectura, lo que facilitaría la financiación de la iniciativa a base de patrocinios. La idea no fue recibida precisamente con mucho entusiasmo (incluso el alcalde, según apuntaron fuentes municipales, se reservaba sus dudas), pero, de cualquier forma, su continuidad sin Fernando Francés se da ya por nula. Así que el contador vuelve al cero para la Trinidad. Otra vez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios