Cultura

'Las Metamorfosis' de Ovidio vista por Picasso llega a la Casa Natal

  • La pinacoteca exhibe hasta el 10 de octubre 30 grabados al aguafuerte, una curiosa pieza de bibliofilia publicada en 1931 con una tirada de 145 ejemplares

La fascinación que la mitología clásica ejerció sobre Picasso quedó patente en buena parte de su producción y, muy especialmente, en los grabados. La faceta del malagueño como ilustrador de libros ocupó un lugar destacado en su labor como grabador. El pasado año la Casa Natal adquirió una curiosa pieza de bibliofilia, los grabados del libro de Ovidio Las Metamorfosis, una rara pieza de bibliofilia publicada en 1931 con una tirada de 145 ejemplares y de la que ahora se exhiben (hasta el 10 de octubre) en Málaga 30 aguafuertes.

Se trata, además del primer título en el que Picasso participó desde el origen del proyecto, ya que hasta el momento se había limitado a seleccionar grabados ya realizados. En esta ocasión, el joven editor Albert Skira ofreció al artista ilustrar un libro de su elección. Picasso soñó un día en que se convertía en pez y Pierre Matisse le propuso hacerlo con Las Metamorfosis de Ovidio, en el que se relatan más de 250 transformaciones de personajes mitológicos.

El primer ejemplar de este volumen fue entregado a Picasso el día en el que cumplía 50 años, el 25 de octubre de 1931. El ejercicio de virtuosismo que Picasso hace en estos grabados es tal que este título picassiano (con grabados impresos sobre papel Japón nacarado), en palabras de William S. Liebermann, es "uno de los libros más admirables de nuestro siglo". Como recordó ayer la directora de la Casa Natal, Lourdes Moreno, inicialmente Picasso creó 15 aguafuertes en formato vertical, y un tiempo después entregó otros tantos grabados horizontales. De los 145 ejemplares, hubo una tirada de lujo de 25 y el que llega ahora a Málaga hace el número 16. Estos treinta grabados, creados en los años 1930 y 1931, se enmarcan estilísticamente en la época clásica de Picasso, "no sólo por el tema de la mitología, sino también por la línea fluida y la composición, muy en conexión, por ejemplo, con la Suite Vollard, también de estos años", explicó Moreno.

La Casa Natal adquirió desde EEUU este libro por unos 77.000 euros, "un precio mejor que el que nos ofertaban desde Europa y además con la suite de lujo", recordó su directora. Estas nuevas piezas, junto a los diez grabados que Christine Ruiz-Picasso donó a la entidad en 1922 (y que dieron pie a la actual colección) forman parte destacada de los fondos de la Fundación Picasso.

El artista realizó ilustraciones para 156 libros que fueron publicados entre 1905, en plena época rosa, y 1974, un año tras su muerte. La Fundación Picasso cuenta entre sus colecciones con 44 de estos títulos, publicados entre 1911 y 1971, y el que se presenta en esta exposición es la adquisición más reciente en el apartado de libros ilustrados. Picasso se muestra aquí fiel al texto a través de figuras que se caracterizan por la economía de líneas y la sensualidad de los temas. "El libro ha servido luego de inspiración a artistas del Renacimiento y del Barroco"

77.000

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios