Periodismo

La mirada necesaria para contar el mundo

  • La Cátedra Unesco de Comunicación dedica una jornada a las mujeres periodistas y el compromiso democrático

Lola Fernández Palenzuela, Sandra Sharman, Isolina Cueli y Bernardo Díaz Nosty, este miércoles, en el CAL. Lola Fernández Palenzuela, Sandra Sharman, Isolina Cueli y Bernardo Díaz Nosty, este miércoles, en el CAL.

Lola Fernández Palenzuela, Sandra Sharman, Isolina Cueli y Bernardo Díaz Nosty, este miércoles, en el CAL. / Javier Albiñana (Málaga)

Si aceptamos que la información es un derecho, pero también un mandato democrático, del mismo modo hay que aceptar que un periodismo que no incorpore plenamente la mirada de las mujeres a la hora de contar el mundo cumple sólo parcialmente con lo encomendado. La existencia de techos de cristal en el mundo de la comunicación comparte las consecuencias generales de desigualdad, pero también se traduce en una información menos veraz en cuanto menos imparcial en manos de los ciudadanos. Y dado que la cuestión precisa respuestas urgentes, la Cátedra Unesco de Comunicación de la Universidad de Málaga celebró este miércoles, con la colaboración del Seminario de Estudios Interdisciplinares de la Mujer y la Ayuda de la Delegación de Igualdad para el Rector de la misma institución académica, una jornada (la segunda que la Cátedra consagra a la materia) bajo el lema Voces de mujer: periodistas y compromiso democrático, que reunió en el Centro Andaluz de las Letras al director de la Cátedra, Bernardo Díaz Nosty, que ejerció de moderador, y tres mujeres periodistas con categoría de protagonistas de excepción: Isolina Cueli, periodista de la Red Internacional de Periodistas con Visión de Género; Sandra Sharman, periodista actualmente vinculada a la Unesco; y Lola Fernández Palenzuela, de la Federación Española de Sindicatos de Periodistas. Las tres valoraron la presencia y el protagonismo de las mujeres en el periodismo contemporáneo, sus dificultades, la inseguridad con la que muchas desempeñan su oficio y su contribución al compromiso democrático en todo el mundo.

Isolina Cueli, referencia del periodismo de investigación en España, recordó sus comienzos como reportera en plena Transición, después una singladura que la llevó, entre otros destinos, a conocer de manera estrecha a María Zambrano durante los años de exilio que la filósofa vivió en la región francesa del Jura, cerca de Ginebra. La periodista explicó que en aquellos primeros años “mis compañeros de redacción recordaban cómo se las apañaron durante el franquismo para burlar la censura. A veces, bastaba contar lo mismo de otra forma para que colara. Los lectores avezados ya estaban acostumbrados a leer entre líneas, pero la clave era la imaginación a la hora de elaborar la información”. Y justo defendió Cueli la imaginación “como cauce para que la mujer tenga ahora voz y presencia en los medios. No se puede dar una patada en la puerta y pasar a ser enseguida presidentas de todo. Lo que construyamos a base de pasión, perseverancia y paciencia resultará mucho más sólido”. Cueli invocó a modelos como las sufragistas “para reforzar los cimientos que ellas nos legaron, aunque algunos cimientos están tan deteriorados que habrá que empezar a construirlos de nuevo. Pero, en todo caso, la igualdad en el mundo de la comunicación no es un reto con el que nos podamos conformar en el primer mundo; hay que llevarlo a todos los mundos”. La periodista explicó que en su experiencia como columnista en medios locales de su Asturias natal “comprendí la dificultad de ser imparcial, de que te vean como tal aunque tú creas que lo eres”, pero reivindicó la neutralidad “aunque haya periodistas y medios que prefieran tomar partido”. Por último, alentó a las mujeres periodistas a “agitar la bandera del medio ambiente. Los jóvenes no pueden hacer todo el trabajo. El compromiso de las mujeres es también aquí imprescindible”.

La Unesco trabaja en medios de protección ante amenazas ‘on line’ a mujeres periodistas

Sandra Sharman, periodista británica en cuya trayectoria destacan sus reportajes de investigación sobre el mundo de las maras de Centroamérica para la BBC, explicó los proyectos que actualmente desarrolla la Unesco en relación con la seguridad para las mujeres periodistas. “En entornos peligrosos, la inseguridad para las mujeres es mayor”, explicó la periodista, una situación para la que la Unesco propone “la capacitación del poder judicial, para lo que actualmente estamos trabajando con diversas escuelas judiciales de América Latina”. Igualmente, Sharman destacó los procedimientos en desarrollo para la protección de las mujeres periodistas ante las amenazas on line y las noticias falsas. Por su parte, Lola Fernández Palenzuela destacó la incorporación de las mujeres periodistas a la manifestación del 8M del año pasado, con la reválida “aún más importante” en la reciente convocatoria de este 2019, “porque el papel de las comunicadoras es fundamental: si hablamos de igualdad, hablamos esencialmente de información”. El mundo, mientras tanto, sigue esperando.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios