Cultura

La obra maestra desconocida

  • La Federación de Peñas Flamencas homenajea a la cantaora Rosario López con una edición de sus cantes en directo. Se echa de menos la reedición de sus vinilos

Rosario López Carrascosa (Jaén, 1943) es una de las cantaoras más importantes de hoy. A algunos les sorprenderá esta afirmación. Apuesto que para la mayoría de los aficionados esta intérprete es una desconocida. Y no por ser una recién llegada, ya que lo más importante de su obra grabada lo llevó a cabo en los dos últimos años de la década de los 70.

Conocí el cante de Rosario López en uno de esos vinilos recopilatorios de los 70 que adquirí en un mercadillo de ocasión. En él, la cantaora llevaba a cabo una alucinante versión de los cantes de Manolito de María en que, además de un dominio rítmico endiablado, López exhibía una voz plena, cargada de emotivos armónicos. Fresca, natural, sin efectismos ni falsos arcaísmos. Voz lozana de una cantaora joven pero sabia en conocimientos y vivencias flamencas.

Además, su queja era un llanto dulce que consolaba. Asombrado, traté de buscar algún dato biográfico de la intérprete. Mi asombro se hizo mayúsculo cuando descubrí que Rosario López era oriunda de mi provincia natal, Jaén. Quizá sea la razón de esta injusta ausencia de popularidad, en franco desequilibrio con su calidad artística: nacida en el casco viejo de la capital jiennense, Rosario López no quiso hacer carrera fuera de su ciudad, como otros compañeros de generación (Carmen Linares, Gabriel Moreno, etc.): vivió en Barcelona durante una temporada en los años 70, pero fue más por motivos de salud que laborales. También es cierto que es bien conocida en Japón, donde ha llevado a cabo bastantes giras. Pero siempre regresaba a casa a descansar.

También descubrí que sus discos se habían agotado al poco de salir al mercado, y no se habían reeditado. Desde luego, resulta prácticamente imposible escuchar su voz en los formatos contemporáneos. Las bulerías de Manolito de María eran mi única fuente de alimento y conocimiento flamenco de esta singular intérprete hasta que, en una perdida venta malagueña, descubrí en un expositor una cassette de la cantaora. Deshice el celofán con emoción y escuché el disco al completo en el reproductor del coche. Descubrí asombrado un variado repertorio de cantiñas, soleares, seguiriyas, cañas, granaínas, etc. Treinta y tantos minutos de música flamenca directa, tradicional pero vivida y asumida en primera persona. Era el primer disco de la cantaora, editado por Zafiro en 1978 con la guitarra maestra de Juan Habichuela. Las músicas eran tradicionales y los textos del poeta Ramón Porras. En sus discos posteriores, como en directo, es la propia intérprete la que firma sus textos, como testimonio fiel de su vivencia en primera persona del cante.

Una verdadera obra maestra desconocida a la que siguieron otros discos individuales de los que tan sólo Raíces y esencias (2002) se puede encontrar en CD. La cantaora interviene también en obras colectivas como Entierro por Federico García Lorca (1977) de las que Ellas dan el cante (2007) es su última entrega. Francisco Viedma, responsable de esta edición, da buena cuenta de la discografía de Rosario López en el libreto de esta edición.

Una edición que recoge el cante en directo de Rosario López en los años 80 y en 2002. Desafortunadamente el nivel técnico del sonido de estas grabaciones es deficiente y por eso echamos de menos la reedición de los discos editados en 1978 y 1979 por Zafiro, que no llegaron a aparecer en CD.

Con todo, las soleares del Mellizo incluidas en esta edición certifican que López es una de las intérpretes más identificadas con este estilo. Rosario López se mira en el espejo gaditano de su admirado Manolo Vargas, matizado por la influencia de Pastora Pavón (sobre todo en tientos, tangos y peteneras) sin olvidar las consecuencias musicales de la larga amistad de la cantaora con el maestro de Andújar Rafael Romero. Todo ello fundido en el crisol de una voz muy personal y de una biografía completa aplicada al bien decir de los cantes flamencos.

A la verde oliva. Con Perico el del Lunar hijo, Fernando Moreno y Pedro Bacán. Grabaciones en directo. Edición de Paco Viedma. Federación Provincial de Peñas Flamencas de Jaén.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios