Cultura

Al servicio de su necedad

Comedia / acción, Reino Unido, 2011, 100 min. Dirección: Oliver Parker. Guión: Hamish McColl. Fotografía: Danny Cohen. Música: Edward Shearmur. Intérpretes: Rowan Atkinson, Rosamund Pike, Dominic West, Gillian Anderson. Cines: Vialia, Rosaleda, Plaza Mayor, Málaga Nostrum, Rincón de la Victoria, Alfil, Miramar, Plaza del Mar El Ingenio, La Verónica, La Cañada y Gran Marbella.

Cuando las películas de James Bond parecen cada vez más una parodia de sí mismas, resulta mucho más saludable acercarse al género de espías y agentes secretos desde la distancia irónica y la desmitificación, prolongando la saludable tradición que va de la Pantera Rosa a nuestro inefable Torrente pasando por Flint, el Superagente 86, Modesty Blaise, Austin Powers o el agente OSS 117 y que, desde los años 60, viene trabajando en paralelo con cada nueva y rutinaria entrega de las sagas serias.

Sin que podamos quitarnos de la cabeza el pasmoso parecido con José Luis Rodríguez Zapatero, Rowan Atkinson se nos antoja el anverso perfecto del agente 007, un intérprete esencialmente británico que ha hecho de su cuerpo dislocado, su gestualidad hiperbólica y su continuo desencuentro con el mundo de los objetos y las leyes de la física toda una poética de la comedia que remite a las esencias del slapstick mudo y sus grandes maestros.

En la piel del agente a su pesar Johnny English, algo más locuaz que su personaje de Mr. Bean aunque igualmente inclinado hacia el humor corporal y visual, Atkinson persigue en esta mejorada secuela a una panda de criminales internacionales que, meditación, malentendidos, inoportunidad y control zen mediante, caerán rendidos a sus poco ortodoxas estrategias de persecución y lucha.

El todoterreno Oliver Parker (Othello, Un marido ideal, Supercañeras, El retrato de Dorian Gray) dirige con pericia funcionarial un guión de blanca elementalidad argumental que pivota sobre los números estelares de Atkinson, quien se hace acompañar por un elenco de secundarios de lujo algo desaprovechados entre los que encontramos a los televisivos Gilliam Anderson (Expediente X) y Dominic West (The Wire).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios