Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Punto de vista

José Ramón del Río

jdel35@hotmail.com

Buena propuesta

Cuando se trata de hacer frente al desafío independentista, hay que encontrar soluciones excepcionales

Antonio Hernández Mancha, que fue presidente de Alianza Popular, antecesora del actual Partido Popular, porque ganó en 1987 el primer congreso que se convocó para elegir por votación de los afiliados al presidente de la formación, ha escrito un interesante artículo. La propuesta que contiene, en relación a las próximas elecciones al Parlamento catalán, me parece buena y por ello, me hago eco de ella.

Sostiene Antonio, como premisa de su idea, que los partidos constitucionalistas tienen poco que perder y mucho que ganar en las próximas elecciones autonómicas catalanas. Partiendo de que estas elecciones, aún sin fecha, se celebraran, en todo caso antes que las generales, propone que PP, Cs y Vox se presenten conjuntamente. El acuerdo al que se ha llegado entre PP y Cs es un buen primer paso, pero insuficiente, porque todos los votos que Vox obtenga serán a costa del PP y Cs y es obvio que agrandará la victoria de los separatistas. Los que proclaman que se trata de defender la unidad de España no pueden conceder a aquellos esa ventaja.

Una candidatura conjunta, de los tres partidos en coalición, para presentarse en las cuatro circunscripciones provinciales, encabezada la de Barcelona por Inés Arrimadas, que tiene el mérito inigualable de haber sido, en anterior ocasión, la más votada, sería la fórmula a considerar. Este triunfo supone, a juicio de Hernández Mancha, la demostración de que al separatismo "se le puede y se le debe derrotar en su terreno". El empeño bien merece el sacrificio. Máxime si este acuerdo particular, para una circunstancia concreta, no supone el acuerdo futuro y obligatorio para las próximas elecciones generales. Se estaría además en la fórmula que, para los separatistas, es la preferida: dar soluciones políticas a un conflicto político, ganando en las urnas y desjudicializando la política. La fórmula puede servir también para atraer a votantes del PSOE que no deben sentirse cómodos votando a un partido que parece haber renunciado a la E de España, incómodos por las concesiones injustas de su líder para mantenerse en el poder. Hay también antiguos votantes convergentes de centroderecha que no están felices con el desorden y la inseguridad en Barcelona y que ha hecho reaparecer el viejo somatén en las instalaciones del Metro. Yo estoy de acuerdo que, cuando se trata de hacer frente a una situación de emergencia política, como es el desafío independentista, hay que encontrar soluciones excepcionales

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios