Clases inundadas en un instituto de Benalmádena por una avería en una tubería

La Junta ofrece la posiblidad de recoger al alumnado del aula específica, mientras que las clases continúan para el resto de los cursos

Los profesores del centro han sido los encargados de achicar el agua

El alcalde de Benalmádena quiere dar un giro de timón a puerto Marina: "Vamos a reflotarlo y reconvertirlo en lo que fue"

This browser does not support the video element.

Inundación en el instituto Poetas Andaluces de Benalmádena

El Instituto de Educación Secundaria (IES) Poetas andaluces de Arroyo de la Miel, en Benalmádena, ha amanecido este lunes “inundado” debido a una avería en una tubería, con la que los profesores del centro se han visto obligados a achicar el agua, por lo que la Junta ha dado la posibilidad de recoger a los alumnos del aula específica mientras que las clases se mantendrán en el resto de los cursos con la reubicación del alumnado del centro, que ha recobrado la normalidad, según han destacado desde la Delegación Territorial de Desarrollo Educativo en Málaga.

Así, desde la delegación han señalado que “se ha tratado de una avería subsanable”, remarcando que “el centro ya está en ello y trasladando el siniestro al seguro”, y que será el propio instituto el que asuma la reparación con “los gastos de funcionamiento”, que derivan de una “partida” de la Delegación, siendo el centro el que reubicó a los alumnos y sin suspenderse las clases del aula específica, como por error informó este periodico.

Según han apuntado, “el aula más afectada ha sido la específica”, por lo que se ha dado comunicación a las familias a lo largo de la mañana “por si veían oportuno recoger al alumnado”, mientras que “el resto del centro ha podido continuar la jornada con normalidad, reubicando solo a alguna unidad” y las clases continuarán mañana martes, han asegurado desde la Junta de Andalucía.

El personal docente del centro ha sido el encargado de retirar el agua, con “recogedores y escobones echándola en cubos”, ha señalado una profesora del instituto, donde se han visto obligados a “cortar el agua y la luz” por “precaución” y evitar la “fuga”.

Según he explicado la docente, esta mañana el instituto estaba “inundado” cuando ha llegado a las 06:45 horas el encargado de la empresa de mantenimiento, viéndose afectados la sala de profesores, las aulas, los baños, los despachos, la biblioteca -en la que los libros de la parte baja están “destrozados” y “se ha caído parte del techo”; o el almacén de Educación física. También se ha visto anegada el aula específica, donde ha asegurado que “se ha comunicado a las familias que no podían atender a los alumnos”.

“Se ha destrozado un aula específica nueva de este año que la habíamos dotado de todo, está todo destrozado”, ha lamentado la profesora, quien ha destacado que “es una pena porque estaba todo muy preparado, con una nueva cocina y armarios y está todo hinchado”. “Hemos intentado salvar todo el material posible y no se ha podido dar clase”, ha apuntillado.

Al parecer, la avería viene de una “tubería del cuarto de baño de profesores” y “ha estado soltando agua desde el sábado por la tarde”, ha indicado la docente, aunque ha destacado que desde el centro están a la espera de que vaya el “perito” del seguro para ver las instalaciones, para que así puedan actuar los fontaneros.

Continúan las clases

Ante esta situación, ha señalado que esta mañana ha llamado un inspector de la Junta de Andalucía y ha valorado que las clases “siguieran adelante” y que “reorganizáramos los grupos”, ya que “no tenemos potestad para cerrar el centro”, aunque ha apuntado que posteriormente ha señalado que se podía “avisar a las familias y que se lleven a los niños”.

“Así no podemos dar clase de manera normal y ordinaria, los niños no pueden acceder a los baños, no hay agua porque está cortada o no tenemos las fuentes operativas para que puedan beber”, ha lamentado la profesora, destacando que “nos han dicho que reorganizáramos las cosas y trasladar a los niños a las aulas que no estaban inundadas, pero somos los mismos profesores los que estamos achicando el agua”. En este sentido, ha señalado que “hemos tenido a alumnos en el patio, metiéndolos en otras clases y moviendo grupos”, así como muchos estudiantes “han ayudado a quitar el agua”.

Por ello, ha pedido a la Consejería “atención, que alguien hubiera venido para echarnos una mano”, asegurando que desde el centro “no tenemos libertad para decidir lo que hacer”. Al mismo tiempo, ha solicitado a la Junta de Andalucía “un poco de sentido común y desde primera hora no haber tenido a los alumnos aquí, que tenemos que atender en unas condiciones decentes”. “No se pueden utilizar los baños, no hay luz en todo el centro, es el final del curso y no pasa nada por un día cortar las clases porque somos los profesores los que estamos limpiando”.

No hay comentarios
Ver los Comentarios

También te puede interesar

Lo último