Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Exhumación en la televisión

La taxidermia como disciplina de tertulia

  • Las cadenas aguantaron del desayuno a la hora del almuerzo con la cobertura de la exhumación de Franco, el helicóptero y Tejero

El Valle de los Caídos en realidad aumentada en el plató de 'Al rojo vivo' El Valle de los Caídos en realidad aumentada en el plató de 'Al rojo vivo'

El Valle de los Caídos en realidad aumentada en el plató de 'Al rojo vivo' / Atresmedia

No me digan que esto no es como un largometraje especial navideño donde aparecen todos los protagonistas de temporadas pasadas. A la secuela de 1975 se les sumó todos los descedientes del dictadorv (Francis Franco, ese conductor) y su epílogo de opereta, Antonio Tejero. De estar vivo Arias Navarro habría quedado mejor que el frustrante final de Juego de Tronos y el telefilme de Jesse de Breaking Bad

La exhumación de Franco, con esa señal institucional de TVE y sus 22 cámaras, se pasó de hora y al presidente del Gobierno le dio tiempo para aparecer a la hora del Telediario, las 3 de la tarde, para contar la moraleja. Ya Xabier Fortes estaba por ahí en tono monocorde por La 1 desde las ocho y media. De la tostada que siempre tiene encima pasó del aperitivo hasta el menú del día en Telediario con Ana Blanco, con la que TVE pareció animarse. Los fachas colorearon la pantalla, como dibujos animados de Halloween. El aquelarre de Mingorrubio. Ya a primera hora Fortes encaraba con sordina al presidente de la Fundación Francisco Franco, Juan Chicharro.

Juan Chicharro en La 1 Juan Chicharro en La 1

Juan Chicharro en La 1

Pero esta mañana de jueves, más soleada de lo previsto, estaba construida a la medida de Al rojo vivo. Qué menos. Desde las nueve y poco hasta pasadas las tres, más de cinco horas de Ferreras, quien optó por más silencio que de costumbre, menos chundas y pantallas llenas de recortes con imágenes de 44 años atrás. En La 1 también aparecía por allí la Guardia Mora, como el recuerdo de capítulos anteriores en El secreto de Puente Viejo.

Pero en La Sexta es donde estaba la salsa, aunque removida lentamente, como degustando el aire de revancha, con parsimonia, respeto y notas fúnebres. Dignidad, era la palabra sobre el momificado difunto. Y la impresión ante el féretro entelado, el frío de la explanada, los rotores de la aeronave, llegaban a compungir por invocar a la historia y presentarse de improviso como un espectro.

En Al rojo vivo con su realidad aumentada, estaba, siempre vivaracha, Cristina Almeida, Esperanza Sánchez, Gaspar Llamazares. Y el historiador Ian Gibson, impresionado. Baltasar Garzón cargando las tintas. Y en Telecinco estaba Jimmy Giménez Arnáu, tan de la cadena, renegado de aquella familia, con Ana Rosa Quintana,  con Joaquín Prat preparado para ir a las tardes de Cuatro.

En Espejo público Pilar Cernuda aportaba su relato como mejor conocedora de lo vivido en todos estos años, con la impertinente Elisa Beni, al contrario, en el papel de marisabidilla. Antena 3 fue la única que a las dos la tarde optó por marcharse de Mingorrubio hasta su parrilla habitual, con La ruleta de la suerte. Con lo bien que habría estado Arguiñano hablando de mojama.

Susanna Griso entrevista a Antonio Piga Susanna Griso entrevista a Antonio Piga

Susanna Griso entrevista a Antonio Piga / Atresmedia

A primera hora Susanna Griso hablaba con el embalsamador de Franco, Antonio Piga: "estará seco, endurecido", explicaba el anciano presumiendo de eficacia tanto tiempo después. Nunca se había hablado tanto de taxidermia en televisión. Esa disciplina de bichos disecados que se anunciaba en cursos por correspondencia en los periódicos y revistas de nuestra niñez. Quien sabía de taxidermia ayer era su día para lucirse. En Hoy en día de Canal Sur se detallaba sobre la momia como consumados expertos egipcios. Y el señor Piga insistía en los pellejos, advirtiendo que por muy buena que fuera la caja metálica seguro que habría entrado la humedad y su pátina de moho, como le pasa al pan Bimbo.

Temas de otro tiempo y comentarios que hubieran sido impensables en la televisión del siglo XXI en otras circunstancias. Y aún es jueves por la tarde, que todavía le queda a Trece que salte a la pantalla con El cascabel para seguir hablando de tumbas, lápidas y zombis políticos reaccionarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios