Unicaja

Jonathan Barreiro y una muestra de personalidad

  • Al gallego le esperaban en Murcia tras el roce con Rojas y estuvo sublime, perfeccionando ese rol tan particular y oscuro que tiene en el equipo

  • El Unicaja le ha comunicado que seguirá

  • Tyson Carter tranquiliza

Barreiro, frente a UCAM Murcia

Barreiro, frente a UCAM Murcia / FIBA

Jonathan Barreiro fue declarado enemigo público en Murcia tras el roce con Rojas en Málaga, que provocó su expulsión en el primer partido ante UCAM. Esperaba el pabellón pimentonero la presencia del coruñés, recibido con sonido de viento cada vez que comparecía en la pista, en un clima más frío del que se esperaba en la previa, pero se presumía una tarde difícil de lidiar para él, imposible quitarse de por vida el cartel de villano. Pero Barreiro mostró una personalidad bárbara, respondiendo en la pista con una actuación sobresaliente, de los mejores en los malagueños, no a niveles estadísticos, nunca será lo suyo, pero sí a nivel de impacto en el juego. Vuelve a ser uno de los grandes reforzados con un trabajo oscuro.

6 puntos y 9 rebotes firmó el gallego en veinte minutos en pista, el tercero que más jugó tras Perry y Brizuela, de ahí su incidencia en el pase del Unicaja a la Final Four. Mantuvo el pulso a Rojas ya en la primera pelota que recibió en el poste, rápidamente saltaron chispas en ese duelo que ya es historia de esta serie. Dos tiros libres que erró de entrada, síntoma de que el entorno podía pesar, perder terreno en esa batalla psicológica, pero fue creciendo en el partido, con un excelso trabajo en energía, dando a los malagueños empaque en su canasta, sin grietas a partir de la segunda mitad, gracias entre otros a las funciones del '7'. Solo un triple desde la esquina, cada vez más frecuente verse en esa posición, importante para ir dándole forma a la victoria al principio del último cuarto. De diez.

Quedó rezagado en la rotación a principio de temporada, tiempos que fueron espinosos, con los fantasmas del pasado en Málaga rondando, pero Ibon Navarro ha sabido encontrarle un rol muy particular. Quitarle protagonismo en ataque, ausente, tiene el Unicaja infinidad de recursos más interesantes, salvo en acciones donde espera lejos para recibir y tirar, con un juego al poste que de vez en cuando se aprovecha. Sus funciones se multiplican en defensa, poderoso para rebotear y siempre dar un tope de energía muy alto; un comodín muy valioso si hay que dar un extra atrás, duro en los contactos debajo de canasta. Está ganando mucho en lectura de juego. "Poco a poco me he ido sintiendo más cómodo, con un rol más importante, pero al final siempre pienso en el equipo, individualmente toca ir haciendo más cosas", decía Barreiro hace unas semanas.

Su gran Copa del Rey confirmó esa línea ascendente. La defensa sobre Kalinic ante el Barça fue una de las muchas claves para que el Unicaja culminara la proeza en aquella tarde; sólido también con Deck y Musa frente al Madrid, dos perfiles opuestos, pero con un Barreiro que tiene esa capacidad camaleónica de emparejarse con cualquiera. Y con un último cuarto meteórico con Lenovo Tenerife, un triple suyo, tras un rebote en ataque, hizo que los malagueños pudiesen abrir brecha; el lanzamiento icónico de Osetkowski a tabla, que ya fue la puntilla, viene precedido por un robo del gallego. Dos acciones cruciales en la final. Lo necesitaba para ganar autoestima, el verse útil, cada vez más suelto y perfeccionando ese rol con el paso de las semanas.

El Unicaja ya le ha comunicado que va a ejercer esa opción para que continúe una temporada más, incluso con la idea hacer un contrato largo y mantener la línea de las renovaciones, la última ha sido la de Kravish hasta 2025. Representado por David Carro, con quien se tienen conversaciones fluidas; estuvo en Murcia presenciando el UCAM-Unicaja, dos clubes en los que tiene peso, sobre todo en los universitarios. Además de Barreiro, Augusto Lima y Alberto Miranda, ayudante de Ibon Navarro, son clientes del agente. Tendrá nulo trabajo en Málaga este verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios