Iberostar Tenerife - Unicaja Baloncesto | Regreso de Carlos Suárez La esperada y amarga vuelta del capitán

  • El de Aranjuez reapareció contra el Tenerife en Copa del Rey tras dos meses parado por su lesión muscular

  • "Sabía que llegaba justo, pero por la mañana me veía apto para jugar", explicó

Carlos Suárez intenta rebañar un rebote. Carlos Suárez intenta rebañar un rebote.

Carlos Suárez intenta rebañar un rebote. / acb photo

Deshojaba la margarita Carlos Suárez y el día de San Valentín le salió que sí, que podía volver a la cancha. Tras dos meses de ausencia con algún receso por su complicada rotura muscular en el gemelo de su pierna derecha, el capitán volvió a sentirse jugador ante el Iberostar Tenerife. Triste desenlace, eso sí, para ese amor tormentoso que tiene el Unicaja con la Copa del Rey. Su reaparición fue probablemente la única luz en el túnel donde se metió el equipo en Madrid.

El de Aranjuez regresó este lunes de manera parcial a los entrenamientos con el grupo y todo dependía de sus sensaciones y el momento del partido. Se vestiría, pero no parecía probable su vuelta. No, al menos, con un peso específico en el choque. Pero se sentía bien y los problemas interiores –especialmente contra Iverson– hicieron mover ficha a Casimiro, que dio entrada al cuatro cajista en el segundo cuarto, a 4:24 para el descanso.

Estuvo correcto Suárez, particularmente en la faceta ofensiva. Recibió varias veces en el poste bajo y movió la bola. Cinco puntos, un rebote, dos asistencias y siete de valoración en 13 minutos fueron los números. Metió uno de sus tres intentos de triple, el tercero, frontal, después de quedarse corto en sus dos primeros lanzamientos. Será cuestión de minutos que recupere el ritmo y el tono.

"Yo estaba concentrado para jugar lo que me pusieran. Ya le había dicho al entrenador, intenté hacerlo lo mejor posible, me habré equivocado o acertado. Sabía que llegaba un poco justo, pero cuando llegué por la mañana me veía apto para jugar", explicaba el capitán, sentado junto a Luis Casimiro en sala de prensa. "Físicamente me encontré bien, mejor de lo que esperaba. Me falta ritmo, ayudé en todo lo que pude, pero no pudo ser", añadió.

Carlos Suárez analizó también el partido y dio algunas de las claves que llevaron al Unicaja a una estrepitosa derrota ante el Iberostar Tenerife: "Tuvimos problemas en el rebote defensivo en nuestro aro que le dieron segundas opciones. También tuvimos algún problema en el uno contra uno y eso llevó a que se llevaran el partido".

"Veníamos como todos, a ganar la Copa, pensando en pasar. Sabíamos que era complicado porque Tenerife nos ganó en casa y veníamos avisados, pero no pudo ser. Y nos vamos decepcionados, por supuesto", añadía el madrileño a sus sensaciones. Ahora apela a mejorar y mirar hacia adelante: "Tenemos que seguir trabajando, nos quedan cosas muy importantes ahora".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios