Unicaja - UCAM Murcia: Operación final (20:30)

El Unicaja arranca ante el UCAM Murcia las semifinales con el reto de alcanzar por cuarta vez la última instancia de la competición

Los dos equipos se conocen muy bien

Sito Alonso: "Tratamos al Unicaja como si fuera Madrid o Barça"

Dylan Osetkowski, Tyler Kalinoski y David Kravish posan para 'Málaga Hoy'.
Dylan Osetkowski, Tyler Kalinoski y David Kravish posan para 'Málaga Hoy'. / Javier Albiñana

La Operación Final comienza esta noche (20:30 horas) en el Martín Carpena. Hace 18 años que el Unicaja no juega por el título de la ACB, desde aquel junio dorado de 2006. Combate con el UCAM Murcia, un rival que podía ser inesperado a comienzos de temporada, pero que no lo es por lo que se ha visto a lo largo del ejercicio. Sin el nombre de otros, pero el cuadro de Sito Alonso ha desplegado un baloncesto de alto nivel. Fue el equipo que más exigió al Unicaja para ganar la BCL en Belgrado. Viene de ganar dos veces en La Fonteta y romper el factor cancha para estar por primera vez en su historia entre los cuatro mejores de la competición de la regularidad. Puede pensarse, con argumentos, que el Unicaja está fresco, que ha podido recuperar y que su profundidad de plantilla para aplicar la forma de juego que le conviene es mejor. Pero no conviene subestimar a estos equipos iluminados que, sin complejos y con todos los deberes acabados con sobresaliente, se presentan en este tipo de fiestas. Ejemplos históricos como los del Unicaja del 95, el Manresa del 98 o el Bilbao de 2011 están ahí, destrozaron pronósticos y aparecieron para pelear contra los mejores por el título.

Se han enfrentado cuatro veces durante la temporada el Unicaja y el UCAM en tres competiciones distintas (Supercopa, ACB y BCL), siempre con triunfos malagueños. Holgados en los partidos de temporada regular, mucho más ajustados en los duelos de eliminación directa, en Supercopa y BCL. En ambos el UCAM tuvo opciones serias de conseguir el triunfo, estuvo en partido hasta el final tanto en Murcia como en Belgrado. Da idea del grado de competitividad que tienen. Las bajas importantes de los interiores Birgander y Todorovic, capitales, las han suplido el temporero Yanis Morin y Fabián Flores, un intrigante proyecto de cantera del club murciano que ha adelantado los tiempos. A su manera, han aportado bastante.

En el Unicaja está ahí ese problema de rodilla de Perry que propició que Carter tomara las riendas del equipo ante Manresa. No salió mal, pero tener al de Florida en el equipo es poseer una marcha más que a veces hay que utilizar para devastar a los rivales. Es un partido de desgaste y sufrimiento. Y seguramente le venga bien al Unicaja. No se consiguen grandes cosas sin antes haber pasado instantes de inseguridad, de pasear por el alambre. Se vio en la final de la Euroliga. El Madrid se enseñoreaba y cuando el Panathinaikos comprimió ya se encogió el brazo. Es momento de soñar con un mes de junio mágico y hay argumentos más que sólidos para hacerlo. Comienza la Operación Final.

stats