Unicaja

La reflexión de Djordjevic por el coronavirus: "La importancia está en la vida"

  • "No creo que a la gente en este momento le interese el deporte, quizá sea la última cosa", asegura el entrenador de la Virtus de Bolonia

Djordjevic, en un partido de esta temporada. Djordjevic, en un partido de esta temporada.

Djordjevic, en un partido de esta temporada. / efe

No hay precedentes en el escenario de máxima incertidumbre que ha generado el coronavirus en el mundo. El planeta está casi paralizado y el deporte no es una excepción. Se debate sobre la vuelta de las competiciones, aunque hay algunas que definitivamente se suspendieron. Hay diferentes posturas en este sentido y aún no hay decisiones firmes en las dos que juega el Unicaja. En la Eurocup se barajan formatos alternativos y sobre la mesa está el propuesto por Luca Baraldi, director general de la Virtus de Bolonia (posible rival cajista en semifinales), que propone una especie de Copa del Rey. Precisamente el conjunto italiano ocupó mucho foco cuando comunicó que volvería a los entrenamientos, aunque se echó para atrás posteriormente. 

Sasha Djordjevic, la cabeza visible del proyecto, hacía una reflexión global sobre la situación generada por el Covid-19. "Muy preocupado, aquí en Italia tres semanas antes que en Europa empezó el coronavirus y tomó unos números impresionantes. Es una cosa seria, sentimos mucho todo lo que está pasando. Una presión...", afirmaba el balcánico en el programa Nos gusta el Básket de Radio Marca: "Es difícil, es increíble la gente que muere cada día. Parece un número, pero es la realidad y las personas mueren"

La Virtus fue pionera en esa decisión, aunque ahora trabajan en casa. "Se trabaja sobre todo teniendo el contacto cotidiano con los jugadores y el staff, llamándoles cada día. Le dimos un programa a cada jugador. Pienso que es muy difícil entrenarse en casa en estos momentos aquí en Italia", contaba el entrenador, que avisaba que volverán a entrenar próximamente: "Vamos a volver a tomar la decisión de volver a entrenar en nuestro gimnasio en grupos de tres. Un entrenador abre la puerta, los entrenadores estamos asistiendo sin contacto. Cada jugador tiene que estar a dos metros de distancia del otro, por parejas o tres jugadores en el mismo momento. Lo hemos hablado muchísimo con ellos". 

"Tenemos que cuidar no sólo a nosotros, también a los ciudadanos mayores. A veces ni nos damos cuenta que somos portadores de este virus, que para los mayores es letal. Cada día hablamos mucho con los jugadores y estamos esperando para ver qué medidas va a tomar el gobierno. Mi opinión personal es que estoy muy de acuerdo con aplazar los Juegos Olímpicos porque no había manera de hacerlo este verano. El deporte se juega para el público, hacerlo sin no sé qué razón tiene", seguía con su discurso Sasha Djordjevic: "¿A quién le interesa en este momento quién es el campeón de baloncesto en España o en Italia? La importancia está en la vida, no por decidir quien será campeón. El deporte es entretenimiento, se tiene que hacer con una sonrisa y tiene que transmitirse hacia el público y al revés. Y eso no hay porque hay preocupación". 

El técnico serbio ponía el foco sobre los jugadores. "Mi pensamiento va hacia ellos muchísimo porque tienen que estar tranquilos, sin preocupación, para poder darlo todo y hacer su profesión de la mejor manera posible. Si la cabeza no está el jugador arriesga el presente y arriesga el futuro y sobre todo el infortunio de la lesión, que es el peligro más grande que puede pasarle. Muchísimos no van a estar tranquilos y tenemos que pensar en los deportistas, cómo ayudarle para hacer su trabajo de la mejor manera posible", explicaba, mientras trazaba una idea más profunda: "Hay que pensar en el futuro del deporte porque este momento es difícil. Todo el mundo pierde, es justo que los profesionales se sienten en la mesa y estén dispuestos a perder una parte del dinero. Por encima de esto el gobierno de cada país tiene que entender la dificultad económica de los clubes y ayudar con un decreto sobre los salarios de los trabajadores y los jugadores. No digo aplazarlos, pero quizá quitarlos en esos tres o cuatro meses. Sería una decisión justa que pueda ayudar muchísimo a los clubes y hacer que el daño sea menor". 

"Nosotros como profesionales vamos a hacer lo que digan los de arriba, sobre todo el gobierno", aseguraba Djordjevic, que cerraba: "Yo digo una cosa, jugar sin público no tiene sentido. En lugar de cerrar mal yo digo que hay que empezar muy bien la temporada que viene. Jugar sin público es un gasto para los clubes, ese gasto en todos los deportes menos el fútbol que tiene los derechos televisivos y respetar los contratos de imagen, para el baloncesto no hay dinero que te condiciona en tomar una u otra decisión. En este momento hay que pensar en los clubes, en cómo ayudar para que sigan la próxima temporada. No creo que a la gente en este momento le interese el deporte, quizá sea la última cosa. Nosotros tenemos que jugar un derbi en casa de la Fortitudo, sin público no hay derbi. El derbi es el público. Es la belleza de los deportes que se juegan en pabellón".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios