Unicaja

La frontera del 30-J

  • Hoy se termina de manera oficial el contrato de varios jugadores y del entrenador

  • Se espera el anuncio de la continuidad de Casimiro y Mekel

Luis Casimiro atiende a los medios al final de un partido de la fase final. Luis Casimiro atiende a los medios al final de un partido de la fase final.

Luis Casimiro atiende a los medios al final de un partido de la fase final. / acb photo

La crisis del coronavirus ha comprimido los tiempos del mercado veraniego, que ya está en ebullición para los equipos que terminaron sus temporadas. También trabajan ya a un ritmo alto los que se disputan los títulos. Hoy se dará una situación curiosa y es que para muchos jugadores del Barcelona y el Baskonia, que luchan por la ACB, será su último día de contrato con sus clubes. También lo es para varios integrantes aún del Unicaja. Entre ellos Luis Casimiro o Gal Mekel. Ambos, salvo sorpresa grande, seguirán la próxima temporada en Málaga y es cuestión de horas que se haga pública su continuidad.

Este 30 de junio terminan su vínculo de manera oficial otros como Josh Adams (al que se relaciona con varios clubes Euroliga españoles), Marko Simonovic, Axel Toupane o Frank Elegar. Ninguno de ellos seguirá como cajista, al igual que Melvin Ejim, que ya se comprometió incluso con el Buducnost montenegrino. Un día también especial para Waczynski, en la misma coyuntura que sus compañeros mencionados contractualmente mente. Se cumple así la únión que firmó en 2018 por dos temporadas, siendo ya cuatro las que ha vestido de verde. Es un profesional que gusta Casimiro (contando que sigue) y que está implicado a nivel de club, ciudad y afición, donde es muy querido en algunos sectores. El asterisco es que no cabe en algunos escenarios de plantilla que se plantean en Los Guindos. Depende de si se quiere una plaza exterior más o se refuerza el interior con un jugador que haga de tres y de cuatro.

Es un repaso a la instrospección que está haciendo el Unicaja antes de salir al mercado. Un ejercicio interno que es más fácil que otras campañas porque el núcleo de la plantilla ya está firmada. Puede verse el vaso medio vacío y es que la pandemia ha cambiado las reglas del juego, pero sin duda habla de una estabilidad y la existencia de un proyecto sobre el que recuperar el lugar natural. Un núcleo que se quiere ir blindando, tanto que ya está la maquinaria en marcha para blindar a Alberto Díaz y Rubén Guerrero, dos malagueños criados en la Avenida Gregorio Diego.

Tomadas casi todas las decisiones, ahora falta que se vayan sucediendo algunas oficialidades. La única que el club malagueño comunicó fue la renovación del capitán Carlos Suárez, al que se le dejó claro su importancia en la entidad con dos años asegurados. Las próximas deben ser Luis Casimiro y Gal Mekel. Serán los pasos necesarios para ir reforzando el plantel para el nuevo Unicaja.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios