Horario y previa del Urbas Fuenlabrada-Unicaja En busca del maná (12:30)

  • El Unicaja, que aún no ganó en 2021, visita al Urbas Fuenlabrada antes de jugar la Copa del Rey

La plantilla hace piña tras un entrenamiento en Los Guindos. La plantilla hace piña tras un entrenamiento en Los Guindos.

La plantilla hace piña tras un entrenamiento en Los Guindos. / unicaja b. photopress

Cuesta encontrar estímulos para contar la temporada del Unicaja. Llegó el 2021 y, como diría Julio Iglesias, la vida sigue igual. Son 13 derrotas en los últimos 14 partidos. Una losa pesadísima en todos los niveles: club, plantilla y cuerpo técnico y afición. Hace unos días se confirmó la eliminación de la Eurocup, un tremendo fracaso imposible de borrar. Un claro aspirante al título que se marcha en enero sería la crónica de esta muerte. La conversación pasó de cómo volver a la Euroliga a cuál es la vía para clasificarse para la Eurocup. Un declive preocupante sobre el que debe reflexionarse en Los Guindos. El quinto presupuesto de España, con un respaldo potente detrás como el del Unicaja Bando, peleará desde ahora por entrar en el play off de la ACB. Urgen medidas porque no es una circunstancia casual y sí una cuesta abajo desde hace un tiempo. 

Con sinceridad, la temporada ha perdido muchos alicientes sin Europa, donde quedan dos trámites en marzo. La guinda del pastel estaba en la Eurocup. En unos días, después de visitar este domingo Fuenlabrada, llega la siempre vibrante Copa del Rey. Una edición diferente, inevitablemente marcada por el COVID-19, que el equipo malagueño puede utilizar como trampolín o tumba. Hay mejorías palpables desde la llegada de Fotis Katsikaris, abnegado en busca de tocar la tecla definitiva. Tocó varias y está más cerca de saltar un muro que ahora parece infinito. Sin embargo, con él eximido de esta responsabilidad, quedan muy pocas balas ya en la recámara. 

El entrenador griego, que conoce bien el paño, ha endurecido el mensaje en la última semana. Aunque el contrato firmado es hasta 2022, la cláusula liberatoria de este verano le hace jugarse el pan, más si cabe en los banquillos, cada día. Su exigencia es lícita y lógica por otra parte. Además de puertas hacia adentro, en público el técnico ya ha pedido con cero disimulo más de un fichaje. Considera que es necesario un base y un pívot para poder terminar de manera digna la campaña. Más allá de que sea un análisis subjetivo, habla bien del acierto en la construcción de la plantilla en verano. De momento se le han negado los refuerzos a Katsikaris, que ya ha tomado alguna decisión de calado. Hasta nuevo aviso tendrá que seguir peleando con lo que tiene. 

En la capital de España espera el Urbas Fuenlabrada, otro equipo en horas bajas. Apenas ganó dos partidos en los últimos meses, uno de ellos en el Carpena. Pese a todo, tiene dos victorias por encima del descenso, por lo que tiene cierta tranquilidad. Contrariamente al equipo malagueño, es un club que salió varias veces al mercado para paliar carencias. Este domingo tendrá una baja importante, la de un jugador capital en el entramado de Javi Juárez. Melo Trimble no estará disponible, el gran héroe del triunfo en Málaga y uno de los jugadores con mejor rendimiento de la ACB. Hay necesidad de alegrías en ambos bandos, seguramente más en un Unicaja que volverá en menos de una semana a Madrid para la Copa del Rey. 

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios