Unicaja Baloncesto

El sentir culminante de Wiltjer

  • “Es la mejor sensación en el deporte”, explica el canadiense después de su tiro clave

Kyle Wiltjer celebra su canasta con Giorgi Shermadini. Kyle Wiltjer celebra su canasta con Giorgi Shermadini.

Kyle Wiltjer celebra su canasta con Giorgi Shermadini. / acb photo

Necesitaba esa inyección de confianza Kyle Wiltjer, que le llega en uno de los momentos cúspides de la temporada. El canadiense acaparó los focos tras culminar una jugada antológica, digna de enseñar en clínics de formación. Su muñeca de seda dio un triunfo de gran trascendencia a corto y medio plazo.

El ala-pívot se mostraba eufórico minutos después. "Es la mejor sensación. Tenemos unos aficionados tan increíbles y era tan fuerte... Es la mejor sensación en el deporte", reconocía el cuatro, que realzaba el valor de la secuencia: "Es asombroso, es asombroso. Estamos muy felices, hicimos el tiro".

Una acción especial para el protagonista, que no recordaba ninguna como profesional. "Otra vez cuando jugué con Canadá en FIBA en sub 16, pero nunca desde que me convertí en profesional", decía Wiltjer, que alababa la actitud de sus compañeros: "Es increíble nuestro equipo. Todo el mundo es muy altruista... Pasa, pasa, pasa. Somos muy generosos y sólo queremos ganar".

Tras la lesión de Carlos Suárez, el canadiense, curiosamente, pasó un bache en su juego. Le rebasó en protagonismo Dani Díez, que ofrecía competitividad y rebote. Captó el mensaje el 33, que viene en clara ascensión. "Hago lo mejor que puedo y sólo quiero seguir haciendo lo que mi equipo necesite", explicaba con sinceridad el interior, que rebañó siete capturas, a uno de su tope como cajista: "Creo que lo hice muy bien al rebote y creo que eso ayudará mucho a mi equipo".

"Es increíble, todo el mundo es muy altruista: pasa, pasa, pasa...somos generosos y sólo queremos ganar"

Le lanzó varios piropos Casimiro, que ya sacaba la cara por él en los momentos de rendimiento más gris. "Es trabajador, es un lujo poderlo entrenar e intenta mejor cada día. Se lo merece porque no dejó de trabajar", asegura el entrenador del Unicaja, que es plenamente consciente de la importancia de Wiltjer en el equipo. El americano tiene algunas taras, pero puede ofrecer llamaradas de anotación que el grupo agradece para abrir el campo, que dejan huecos en la pintura que Shermadini o Lessort aprovechan al poste.

El triunfo, que confluyó con tropiezos ajenos, sirvió para auparse a la cuarta plaza. "Estamos contentos cada vez que ganamos. Justo también vimos la derrota de Valencia en casa. Ningún partido en la ACB es fácil, así que es difícil, estamos felices de haber ganado", se congratulaba Kyle Wiltjer, que no se conforma: "Sólo queremos jugar cada partido realmente muy duro y dar lo mejor de nosotros".

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios