Humor

“Hace años buscaba para actuar en Milanuncios y ahora lleno teatros”

  • Hablamos con Juan Amodeo, uno de los cómicos de España más relevantes en las redes sociales

Juan Amodeo, cómico e Influencer en las Redes Sociales. Juan Amodeo, cómico e Influencer en las Redes Sociales.

Juan Amodeo, cómico e Influencer en las Redes Sociales. / Pepe Santos (Sevilla)

Quien piense que la fama le ha llegado gracias a un golpe de suerte como Influencer debería seguir leyendo. En 2013, cuando decidió dejar de hacer teatro y abrirse camino en esto del humor no tuvo más remedio que acudir al portal ‘Milanuncios’ y encontrar bares de copas que buscasen ‘monologuistas’.

Y así comenzó, desde cero, con actuaciones donde no lo conocían, a veces, ni los amigos que llamaba para hacer bulto. Salas pequeñas donde todo el mundo le oía, pero nadie le escuchaba. Pero él no tiró nunca la toalla. Nadie dijo que los comienzo no fueran duros. Tenía claro cuál era su sueño desde muy niño: ser cómico.

Poco a poco fue abriéndose camino y los bolos aumentaban, al tiempo que decidió subir vídeos a internet (primero a Youtube, luego Facebook, Twitter y finalmente en Instagram) para que fuese más conocido. ¡Y tanto que lo fue!

Hoy, Juan Amodeo (@Amodeo13) llena, en pocas horas, palacios de congresos y teatros por toda España. Con tan solo 25 años ha alcanzado el éxito con tres espectáculos propios recorriendo medio país y parte del extranjero (Londres). Además, hace humor en Internet, radio (‘No puede Ser’, en la SER) y televisión (‘Escala sur’, Canal Sur).

Un sevillano que cuenta con cerca de millón y medio de seguidores en las redes sociales, aunque admita que le gusta más la etiqueta de humorista a la de Influencer. “Prefiero los aplausos de un teatro a un ‘like’ en Instagram”, reconoce.

Con el paso de los años (no tantos), ahora escribesJuan Amodeo’ en el mismo portal ‘Milanuncios’ donde él comenzó buscando locales para actuar y nos encontramos con ofertas de este tipo: “Vendo boli y regalo dos entradas para el espectáculo de Amodeo”. Señal inequívoca del éxito alcanzado.

Un joven sevillano auto-exigente, humilde y tímido a la vez, que se aleja del estereotipo de divo y que llega de nuevo para presentar su nuevo trabajo: ‘El Juicio final’.

- Con cerca de millón y medio de seguidores en las redes sociales hay cosas de su día a día que ya no puede hacer con relativa normalidad. ¿Ha pagado alto el precio de la popularidad?

- Es un pago con doble filo, en el sentido de que las fotos que te piden las personas donde estés y con quien estés es una forma muy bonita de agradecer tu trabajo. He pagado el precio de no tener esa intimidad, pero es un precio muy bonito de pagar. Es un buen peaje… No como el de Cádiz. (Risas). Que te agradezcan las cosas… No tiene precio. Estoy encantado, la verdad.

"Las fotos que te piden las personas en la calle es una forma muy bonita de agradecer tu trabajo"

- ¿Y qué cosas no puede hacer ahora y le gustaría?

- Algunas que otras. Por ejemplo, a mí me encanta la Navidad pero en mi ciudad (Sevilla) durante estas fechas ni se me ocurre irme al centro a dar un paseo. En lugares de gran aglomeración intento no ir en horas puntas, porque si decido acudir numerosas personas se acercan para conocerme, hacerse una foto… ¡Y es muy bonito y atiendo a todo el mundo!... Pero a las personas que me acompañan les robo parte de su tiempo, se tienen que parar constantemente, hacer incluso ellos las fotos… Y eso me incomoda. Pero si fuera yo solo, iría donde sea encantado de la vida, lo tengo claro. De verdad que disfruto muchísimo de cada persona que se me acerca.

Juan Amodeo, presentando su nuevo espectáculo 'El Juicio final' Juan Amodeo, presentando su nuevo espectáculo 'El Juicio final'

Juan Amodeo, presentando su nuevo espectáculo 'El Juicio final' / Pepe Santos (Sevilla)

- ¿Y si le apetece ir al cine?

- (Risas). Pues fíjate cómo lo suelo hacer: normalmente voy los jueves a la hora más tardía para ver una película y casi siempre a cines alejados de la ciudad. Voy a pueblos, vamos.

"Sentirte realizado como persona y 'como niño' es lo más bonito que me está pasando"

- ¿Qué es lo más bonito del éxito?

- Ver cómo los sueños de niño se están cumpliendo. Bueno, algunos se han cumplido y otros se están cumpliendo. Sentirte realizado como persona y como niño es lo más bonito que me está pasando.

- ¿Y lo menos bueno?

- El lado menos bueno del éxito, que por otro lado está bien, quizás sea la auto-exigencia y la responsabilidad que tienes. ¡Bendito punto negativo del éxito!  

"Con el paso del tiempo he entendido que lo que yo quiero verdaderamente es hacer reír"

- ¿Con qué etiquetas se siente más cómodo, cómico, actor, influencer o monologuista?

- A mí lo que más me gusta es que me traten como cómico o humorista. Hace años mi objetivo era ser actor, pero con el paso del tiempo he entendido que lo que yo quiero verdaderamente es hacer reír. Se puede hacer reír sin actuar en una película. Me he dado cuenta con mi trabajo, con los vídeos en las redes sociales, los monólogos, colaboraciones en la televisión o con los programas de la radio. Esto último es algo que me llena muchísimo, me encantaría en un futuro poder ser presentador de un ‘last night’ como hace Jimmy Fallon, por ejemplo.

"Suelo tener los pies en el suelo. Saber de dónde vengo, eso nunca lo olvido"

- ¿Quién le ayuda a poner los pies en el suelo?

- Hay veces que tienes gestos o detalles, a todos nos pasa, que puedes dar la sensación de tal o cual. Pero ciertamente no soy así, todo lo contrario. Suelo tener los pies en el suelo. Saber de dónde vengo, eso nunca lo olvido. Alberto (más conocido por Maldo) amigo y representante, mi pareja Claudia Escudero y mi madre son las tres personas que me ayudan a saber siempre quién soy y pisar el suelo y no irme por las nubes. También me fío de sus criterios -ante mi trabajo- porque sé que recibo sinceridad absoluta.

"Tras el 13 está mi padre ayudándome. Por eso tiene tanto significado el número en mi vida"

- ¿Qué significado tiene el número 13 que tanto el acompaña?

- Tengo tatuado el número 13 tres veces. El número 13 define mi forma de tomarme la vida. Un día 13 falleció mi padre y a partir de ahí yo convertí una cosa muy negativa en mi vida en algo positivo. De la noche a la mañana, me empezaron a pasar cosas con ese número muy ‘guays’ y pensé que quizás tras el 13 estaba mi padre ayudándome. Desde entonces el 13 me acompaña a todos lados. Es también una forma de rendir homenaje a mi padre, y tenerlo constantemente a mi lado sin tener que mencionarle.

Juan Amodeo durante una entrevista en La Escuela de Reporteros de Andalucía. Juan Amodeo durante una entrevista en La Escuela de Reporteros de Andalucía.

Juan Amodeo durante una entrevista en La Escuela de Reporteros de Andalucía. / Pepe Santos (Sevilla)

Siempre se ha dicho que este número trae mala suerte, pero para mí no, al igual que el color amarillo. Para mí todo lo contrario. Es más, la única superstición que tengo es que en el escenario tiene que haber siempre algo amarillo. En la gira de ‘No sé si reír o llorar’, hace dos años, era un pañuelo amarillo. Este año, la máquina del espectáculo era amarilla y el próximo año, con ‘El Juicio Final’ también aparecerá el color amarillo. 

"‘El Juicio Final’ además de tener un texto muy trabajado tendrá un punto de espectáculo importante"

- Háblenos de su nuevo espectáculo que comenzará en 2020: 'El Juicio final'.

- En ‘El Juicio Final’ hemos hecho algo que tenía muchas ganas de hacer… Apostar por una gran escenografía. Por ejemplo, vamos a disponer de 12 cabezas móviles, atrezo por todo el escenario, hasta va a poder verse llamaradas de fuego reales, es decir, yo lo que quiero es que el público cuando vaya a ver el espectáculo no solo se ría, sino que vea un espectáculo en mayúsculas. Es un gran paso en la puesta en escena.

Cartel de actuaciones del espectáculo 'El Juicio final', de Juan Amodeo. Cartel de actuaciones del espectáculo 'El Juicio final', de Juan Amodeo.

Cartel de actuaciones del espectáculo 'El Juicio final', de Juan Amodeo.

El Juicio Final’ además de tener un texto muy bonito y trabajado tendrá un punto de espectáculo importante. Hemos creado una especie de performance para que desde que entres te sientas dentro del espectáculo. Desde el primer minuto el público se sentirá que es jurado de la obra, porque al final ellos decidirán si ‘Juan Amodeo’ va al cielo o al infierno.

- ¿Cuánto tiempo le ha llevado escribir este nuevo trabajo?

- La primera vez que a mí se me viene la mente fue justo el mismo día que terminé de escribir la ‘Máquina del Tiempo’. Finalicé y lo primero que hice fue llamar a Alberto (representante y amigo) y decirle: “Ya tengo la idea del espectáculo del año siguiente”. Así fue. El nombre no estaba al 100% claro, pero sí la temática. Empecé a escribir ‘El Juicio final’ en abril de 2018.

"Cuando vendimos todas las entradas del último espectáculo en Londres fue como un premio a tu esfuerzo y trabajo"

- Del nuevo espectáculo ha vendido miles de entradas en menos de un día. ¿Qué sensación experimenta cuando llena teatros en cuestión de horas?

- La sensación es increíble porque nunca me lo espero. Por mucho que haya llenado toda una gira… ¡Nunca te lo esperas! Te dices: ¡¿Pero esto qué es?! Es como ahora en Sevilla que se han vendido más de 1.000 entradas ya y es ¡en octubre de 2020!... ¡Es que a lo mejor yo en octubre estoy muerto! (Risas). Ahora en serio, la verdad es que para mí siempre es alucinante y lo vivo como si fuera la primera vez.  

Este año que hemos actuado, incluso, en Londres. Cuando llegamos allí y estaba todo vendido fue una sensación indescriptible. Un verdadero premio a tu esfuerzo y trabajo. De hecho, nosotros pensamos ir no a ganar dinero sino a disfrutar que íbamos a actuar en Londres y que hace cinco años estaba buscando en ‘Milanuncios’ para que nos dieran un monólogo. Y al final, llenamos el teatro.   

"Mi sueño ahora mismo va más por seguir abriéndome camino en el mundo del entretenimiento"

- ¿Sigue manteniendo vivo el sueño de recoger un Goya? Al menos eso me dijo hace un año.

- Ahora estoy más por el Ondas. (Risas). Lo cierto y verdad es que he cambiado mucho en ese sueño, porque me he descubierto a mí mismo. Ahora me mola más un ‘Premio Ondas’. No para ganarlo quizás, sino porque veo ahora más mi sitio en este mundo de la radio o la televisión. Mi sueño ahora mismo va más por seguir abriéndome camino en el mundo del entretenimiento y seguir esa misma línea.  

- ¿Y qué otros proyectos tiene en mente cumplir Juan Amodeo?

- Tengo en mente escribir un libro. Pero escribir realmente lo que me apetece. Sobre una cosa que ya hice en Sevilla en el Teatro Quintero, de un ‘sketch’ que era ‘Triana independiente’. Me gustaría hacer una serie en tono de humor basándome en año 2032 donde imaginariamente Triana fuera independiente de Sevilla.

Y si tiene acogida entre el público, escribir una obra de teatro con Alberto (representante y amigo) y exponerla en Sevilla, donde yo no actúe. Hacer un casting, con la gente que yo quiera y tal. Eso es un proyecto que tengo en mente y algún día pondré en marcha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios