Balonmano

Oficio y sudor hacia octavos (25-22)

  • El Rincón Fertilidad sale airoso tras un difícil segundo tiempo ante el Thun para avanzar en Europa

  • Gran papel de Sole López y Emma Boada, con seis y cinco goles respectivamente

Emma Boada forcejea con las defensoras del Rotweiss Thun Emma Boada forcejea con las defensoras del Rotweiss Thun

Emma Boada forcejea con las defensoras del Rotweiss Thun / R. Romero / FABM Málaga

El Rincón Fertilidad está en los octavos de final de la Challenge Cup. Las de Diego Carrasco se impusieron (25-22) al Rotweiss Thun en un pabellón El Limón abarrotado a base de saber sufrir. Dominó, se mostró superior el cuadro malagueño, pero todo se torció en un segundo tiempo donde el conjunto suizo recordó el contexto donde se movía el choque.

De entrada, el equipo supo interpretar su situación, arropado por una grada hasta la bandera. Un empate, hasta 28, era suficiente. Y no quiso especular: el equipo salió a agitar con un tempo rápido y eléctrico, apoyándose en el buen trabajo de Emma Boada y Espe López para distribuir. De estas sociedades salieron siempre situaciones favorables en las esquinas, donde la misma Esperanza, Iara Grosso o Sole López hacían la diferencia.

Espectacular el papel de Sole. El premio de la internacionalidad es justo. Se va al parón liguero lanzada y reafirma su momento de forma antes del Europeo de Francia con actuaciones como la que cuaja ante el Rotweiss Thun. Cuatro goles sumó en la primera parte y asistía con calidad. No sin algún susto, como el que se llevó en una acción cuando se disponía a lanzar desde la izquierda. Le trabó desde atrás una defensora y encogió el ánimo con señas de dolor hasta que volvió a la acción.

Había control en el marcador al ecuador de la primera parte, aunque el conjunto suizo parecía no descolgarse con los goles de Selina Lorenz y Noelle Frey. Hasta que el Rincón Fertilidad rompió el partido y obligó a Peter Bachmann a pedir sendos tiempos muertos. Trató de elevar el ritmo el Rotweiss Thun, llegó a dejar a su equipo sin portera, y lo pagó caro con las máximas diferencias del cuadro costasoleño a puerta vacía. Primero Inés Rein, luego Emma Boada (15-7) antes del descanso tras el tanto de Kira Zumstein para, aun así, dejar el choque en +7 (15-8).

Hasta 11 minutos tardó el Rincón Fertilidad en hacer su primer gol de jugada en el segundo tiempo

Ocurre que estamos en Europa y el Rotweiss Thun no se iba a borrar así de fácil en Alhaurín. Un par de pérdidas y el tanto de Adriana Lemann hacían ver que la situación era otra. No arrancó bien el Rincón Fertilidad y las suizas olieron sangre. Hasta once minutos tardó el equipo de Diego Carrasco en meter su primer gol de jugada, por medio de Emma Boada, en el segundo tiempo (18-14). Precisamente la central había fallado el primer lanzamiento de siete metros y Sole López metería los dos siguientes hasta el tanto de la catalana.

Cierto es que el Thun no llegó a empatar, pero sí metió el miedo en el cuerpo. Un gol de Lucia Weibelova bajaba la renta a solo tres tantos y Mercedes Pérez evitaba con un paradón que se pusieran a uno a diez minutos, pero lo harían poco después. Fue cuestión de un siete metros de la eslovaca, una parada a Emma Boada y el contraataque de Selina Lorenz para alcanzar el 20-19.

Sin embargo, cuando más estaba contra las cuerdas, respondió el Rincón Fertilidad. Llegó el acierto cuando hacía falta: Isabelle Dos Santos hizo el 22-20 desde la derecha y continuaron Patricia Martínez y Espe López para llegar a un 24-20 de calma. Se gestionó y se certificó así el 25-22 final. Hubo que sufrir, pero a base de oficio y mucho sudor se logró el pase a los octavos de final de esta Challenge Cup

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios