fútbol segunda división b

El campeón llega a Málaga

  • El Malagueño recibe en casa a un Cartagena venido a menos (12:00)

Dely Valdés da indicaciones a sus jugadores durante un partido. Dely Valdés da indicaciones a sus jugadores durante un partido.

Dely Valdés da indicaciones a sus jugadores durante un partido. / jorge del águila

Son horas bajas entre las filas del Atlético Malagueño. Pese y mucho, sobre todo en lo sicológico, que tus seis primeras jornadas el resultado sea siempre la derrota. No ha sido capaz el filial de sumar un solo punto en su regreso a la categoría de bronce. Tan solo un gol a favor tras más de 550 minutos de competición -y fue en la segunda jornada y en propia puerta-. Hay poco donde rascar para sacar algo positivo del conjunto de Dely Valdés.

Visita hoy los campos de la Federación Malagueña de fútbol (12:00) el Cartagena. Vigente campeón de la categoría. El año pasado el cuadro albinegro brilló por su pegada y por su solidez atrás. Acabó con 71 puntos tras un toma y daca con el Marbella, al que arrebató el liderato en los últimos compases de la temporada tras dominar más de la mitad de ésta. No le valió para ascender y este curso sufre un mal similar al del Marbella. Gran parte del bloque que destacó voló del nido a otra categoría o a otros objetivos. La cuestión es que poco se parece la plantilla actual del Efesé a la que acabó primera el año pasado. La tabla lo refleja: dos victorias, dos empates y dos derrotas en este arranque liguero.

No se le puede achacar a Dely Valdés que no esté intentando cambios entre sus filas para encontrar algo que dé puntos a su equipo. Ha variado un par de veces de esquema y ha probado prácticamente a todas sus fichas. La pasada jornada, en la derrota por 2-0 ante el Don Benito, llegó el debut del internacional albanés Keidi Bare. El centrocampista terminó su larga sanción que arrastraba del pasado curso con el Atlético de Madrid y saltó de titular en tierras pacenses. No cambió nada.

La línea que mantiene al panameño en el banquillo de los blanquiazules cada vez es más fina. Es cierto que el técnico pidió fichajes para completar su plantilla y estos no llegaron, pero la racha del equipo y las ocasiones que genera le hacen peligrar del banquillo. La situación, tras tan solo seis jornadas disputadas -hoy será la séptima-, es revertible. Pero el tiempo de reacción cada vez es menor...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios