2015 Elecciones Municipales

Un paseo de realidad entre tenderetes

  • En una visita al mercadillo, el candidato socialista conoce de primera mano las demandas básicas del barrio de Los Carteros

El vehículo elegido por los socialistas para la campaña de elecciones municipales llega al barrio de Los Carteros (junto a la SE-30, en el distrito Macarena) a las 11:55. Se baja Juan Espadas, que se quita una chaqueta oscura y se remanga la blusa. Nada más cruzar la calzada, se encuentra con el mercadillo ambulante que se coloca en esta zona de la ciudad todos los viernes del año. "Tienes que ganar y darle trabajo a mi nieto, a sus 27 años y con su formación lo único que hace es llamarme al telefonillo para pedirme algo de dinero. Ya no creemos en nadie, es una pena". Estas palabras corresponden a una señora de la barriada que aborda al candidato del PSOE a la Alcaldía, quien le responde que "si vosotros os ponéis, cambiamos esto seguro. Se pueden hacer muchas cosas, necesitamos salir elegidos para demostrarlo".

La historia de Josefa se repite una y otra vez durante los sesenta minutos que duró el paseo de Juan Espadas por el mercadillo. En un puesto de zapatos y complementos, una joven del barrio de Torreblanca le pide ayuda: "voy a perder mi casa, y es lo único que tengo". El aspirante a primer edil recoge el guante. Coge un folleto de la campaña de su partido, apunta el teléfono móvil de la mujer y le lanza una promesa exprés: "Lo solucionaremos".

Entre tenderete y tenderete, las quejas de los vendedores se repiten una y otra vez. Por un lado, solicitan una rebaja de la cuota que pagan por montar todas las semanas sus comercios ambulantes (50 euros al mes); por otro, muestran su hartazgo por tener que vender en un solar formado por chinos y albero, lo que imposibilita el tránsito de personas mayores o mujeres con carros de bebé o de la compra. "Al menos buscamos mejorar las condiciones en las que hacemos nuestro trabajo, que para eso pagamos. Pasamos mucho en invierno y mucho en verano", le señala Rafael, que cuenta con un puesto de ropa. "Nuestra obligación es darle una solución", contesta el candidato socialista, que va acompañado en todo momento por un séquito que reparte panfletos y pines a todos los ciudadanos con los que se cruzan. Durante su recorrido se encuentra con simpatizantes y detractores. La vida misma.

Una hora más tarde termina el paseo. Un baño de realidad que vino precedido de un acto en una ubicación cercana, en la Plaza de Andalucía del Polígono Norte. Allí, Espadas anunció el impulso de un "plan real" contra la pobreza energética para las familias con menos recursos: "Las personas que lo están pasando peor serán la prioridad de mi gobierno municipal". Esta propuesta iba unida a otras: la creación de una ayuda para reducir el impacto que supone en las economías domésticas de familias sin recursos el pago de los impuestos y tasas, y la creación de una tarifa social en Emasesa. "Se puede hacer mucho más por los hogares y por atender a las familias", dice.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios