Málaga

La junta de personal del Ayuntamiento de Málaga pide seguridad ante “agresiones” a trabajadores municipales

  • El concejal de Recursos Humanos apoya a los empleados y destaca que la Policía acude si hay problemas en las OMAC

Imagen de la Casona del Parque, sede del Ayuntamiento de Málaga. Imagen de la Casona del Parque, sede del Ayuntamiento de Málaga.

Imagen de la Casona del Parque, sede del Ayuntamiento de Málaga. / Javier Albiñana

La Junta de Personal del Ayuntamiento de Málaga solicitó este miércoles más seguridad ante las “amenazas y agresiones” a trabajadores municipales en los últimos tiempos. Así, en una carta enviada al Consistorio, señalan que la crisis social y económica que ha supuesto la pandemia por la Covid-19 está generando “una fuerte tensión psicológica y social para colectivos que, desgraciadamente, son hoy más vulnerables que hace unos meses”.

Esta tensión, añaden, la tienen también los empleados públicos “no solo por la asistencia a una demanda que ha aumentado exponencialmente, sino también por la intensificación de una hostilidad que a veces incluso desemboca en situaciones de violencia en los centros municipales”.

En concreto se refirieron a “incidentes muy graves” como la “agresión a una compañera de una OMAC, la amenaza de muerte a una compañera de los Servicios Sociales Comunitarios o las reiteradas escenas de amenazas de muerte, agresiones verbales y acoso contra el personal de una biblioteca municipal”; hechos que, según la Junta de Personal, “son cada vez más frecuentes” y que generan “tensión y estrés para los trabajadores, teniendo además consecuencias para su salud”.

Por tanto, instan a la Corporación municipal a que “vuelque su atención” en esta situación y proteja al personal con “las medidas que consideren necesarias”. Solicitan atención jurídica ante tales conductas, un servicio público de seguridad en los centros de atención ciudadana, crear protocolos y actuar de manera “contundente con el objeto de que la ciudadanía comprenda que las agresiones, tanto físicas como verbales, las amenazas, los insultos y vejaciones contra los empleados públicos tienen consecuencias penales”.

El concejal de Recursos Humanos y Calidad, Jacobo Florido, por su parte, mostró su “total condena” a estos casos de amenazas a trabajadores municipales y ha trasladado su apoyo a un personal que, ha dicho, “viene haciendo una labor encomiable en estos momentos de crisis”. Florido lamentó, en declaraciones a Europa Press, los casos, “afortunadamente no muchos”, que han sido motivados fundamentalmente por ciudadanos que quieren una atención inmediata en las oficinas, incidiendo en el servicio de cita previa establecido debido a la pandemia del Covid-19.

En este punto recordó que se ha reforzado la atención en las OMAC de los distritos dos tardes a la semana para atender la demanda elevada, fundamentalmente para la entrega de la documentación requerida para beneficiarse del ingreso mínimo vital, como es el caso del padrón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios