Málaga

Comienza el suministro de gas en el puerto de Málaga

Un camión cisterna suministra gas natural licuado al ferry de Baleária ‘Napoles’, este pasado lunes. Un camión cisterna suministra gas natural licuado al ferry de Baleária ‘Napoles’, este pasado lunes.

Un camión cisterna suministra gas natural licuado al ferry de Baleária ‘Napoles’, este pasado lunes. / J. C. Cilveti

Tras una larga y compleja lista de trámites que se remontan a algo más de un año, finalmente este pasado lunes por la tarde el puerto de Málaga cumplimentó su primer repostaje de gas natural licuado (GNL) a un barco. Tal y como informó Málaga Hoy en su página Marítimas hace dos semanas, la llegada de este carburante es ya una realidad; un hecho que se retrasaba puntualmente el pasado día 7 de julio, fecha en la que estaba planificado el primer repostaje, y que este pasado lunes ya se pudo ejecutar.

Realizándose este abastecimiento sobre el ferry Napoles que, procedente de Valencia se incorporó este pasado lunes a la ruta melillense, por el momento, el suministro de GNL sólo lo podrá realizar este buque; una circunstancia que podría hacerse extensible a otros barcos de Baleària en base a una licencia aprobaba por el Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria el 18 de diciembre de 2019.

Convertido el gas natural licuado en el combustible que muchas navieras quieren imponer a sus barcos, las medidas de seguridad para realizar los repostajes se están convirtiendo en el principal problema a la hora de que muchos puertos puedan cumplimentar estas operaciones.

En el caso de Málaga, ya con todas las premisas necesarias para ejecutar de una forma segura el abastecimiento, la empresa que este pasado lunes inició el suministro fue ESK, una compañía que ya realiza este tipo de operaciones en los puertos de Barcelona, Huelva, Sagunto y Valencia.

Ejecutando un repostaje de cambión a barco denominado sistema Truck To Ship, la cisterna que este pasado lunes dio gas al Napoles procedía de Huelva, suministrando a este ferry un total de 19.500 kilos de GNL. Bajo la atenta mirada en el muelle 3-A3 de una serie de técnicos; en esta maniobra estaban presentes supervisores de SGS (una empresa contratada por el puerto para verificar la seguridad de este tipo de transvases), además de personal de la Autoridad Portuaria, Baleària y Servimad Global, el trasvase de GNL se realizó como estaba previsto, teniendo la operativa una duración total de algo más de una hora.

Tras este histórico suministro y con el recuerdo de las visitas que en los meses de abril y noviembre de 2019 realizó el Aidanova, el primer buque de crucero de propulsión total a gas llegado a aguas malacitanas, el camino que este pasado lunes inició Baleària abre la posibilidad de que otros barcos puedan tener la opción de repostar gas natural licuado en el puerto malagueño.

Más información sobre marítimas en El blog de Juan Carlos Cilveti: La mar de historias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios