Novedades 'Málaga Hoy' estrena canal en WhatsApp, síguenos

Salud Aviso de los urólogos: El prejuicio al tacto rectal frena la detección precoz del cáncer de próstata

Málaga

El Hospital Regional de Málaga da radioterapia hasta la medianoche para evitar listas de espera

Profesionales preparan un equipo para tratar a un paciente en una imagen de archivo.

Profesionales preparan un equipo para tratar a un paciente en una imagen de archivo. / M. H.

Las donaciones de la Fundación Amancio Ortega y las inversiones con fondos europeos en equipos de alta tecnología están permitiendo la mejora radical de los aparatos de Radioterapia en la sanidad pública malagueña. Pero esta renovación obliga al ajuste de las máquinas que durante ciertos días quedan fuera de funcionamiento asistencial porque se ubican en búnkeres y deben ser sustituidas unas por otras.

El Hospital Regional tiene tres equipos y está reemplazando uno por otro mejor. De modo que, de forma temporal, sólo cuenta con dos operativos. Para que no se acumulen los pacientes ni se incrementen las demoras, ha ampliado las sesiones de radioterapia hasta la medianoche.

Según informó la Consejería de Salud, la obra del acelerador que se está cambiando en el Hospital General ya está acabada, a falta de los últimos retoques. “El nuevo aparato está instalado, aún se trabaja en él y en breve se espera que los radiofísicos puedan empezar a medir el equipo para comenzar la realización de tratamientos”, señaló la Administración sanitaria. La información fue facilitada por Salud ante la consulta de Málaga Hoy de la razón por la que se están citando a pacientes para sesiones de radioterapia a las 23:00.

Fuentes sanitarias han aclarado además que la medida es transitoria y siempre de carácter voluntario para los usuarios. No se impone el horario nocturno, se ofrece para acortar tiempos de espera y sólo se cita a aquellos enfermos que lo aceptan. Además, las fuentes apuntan que con las altas temperaturas veraniegas que se registran durante el día, la franja horaria nocturna no resulta demasiado gravosa para los pacientes.

Añaden que esta opción de radiar enfermos a altas horas de la noche les beneficia porque continúan con el tratamiento en su hospital sin sufrir más demoras ni tener que desplazarse a otros centros sanitarios. Además, al sistema le ahorra costes porque la alternativa para no alargar la lista de espera sería recurrir a conciertos, una posibilidad que encarece la asistencia ya que –según los tratamientos– la factura con centros privados podría oscilar entre 3.000 y 9.000 euros por proceso.

En el caso del nuevo acelerador que se está instalando, se hace con cargo al Plan de Inversión en Equipos de Alta Tecnología (Inveat) del Programa de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España, financiado con fondos europeos.

Por su parte, en el Clínico hay familiares de pacientes que se quejaron en los últimos días por la suspensión de sesiones de radioterapia debido a la rotura de una de las máquinas. El hospital reconoció que uno de los equipos sufrió “una avería puntual” y que ésta coincidió con otro que tuvo un desajuste.

La hija de un enfermo estimó que su padre había perdido por lo menos cinco sesiones de tratamiento en el Clínico debido a esas incidencias. “Y no sólo él, sino también otros pacientes”, protestó. Comentó que algunos días lo llamaban con antelación para avisarle que no acudiera a la cita porque la máquina seguía rota, pero que en alguna ocasión incluso ya estaba en el centro sanitario cuando le informaron que no podía recibir la sesión de radioterapia que tenía prevista ese día.

El hospital indicó que la “avería puntual” obligó a la “reprogramación de los tratamientos de algunos pacientes”. Es decir, a suspender algunas citas y a programarlas para otro día. El centro sanitario aclaró que ante esta situación, dentro de su Plan de Contingencia, reforzó los turnos para dar luego respuesta asistencial a los enfermos afectados por esta “incidencia puntual”.

No obstante, el Clínico señaló que desde el viernes pasado la atención ya ha recuperado completamente la normalidad. Además, añadió que en estos casos, “el hospital dispone de protocolos de compensación por patologías que se aplican de forma personalizada estudiando caso por caso”. Es decir, se revisa para que el tratamiento finalmente se ajuste a lo prescrito.

La hija del paciente en cuestión se quejaba sin embargo de que, como su padre recibe de forma complementaria quimio en pastillas y radioterapia, al aplazarse las sesiones de ésta, al final acabará tomando más quimio.

Por su parte, el hospital pidió disculpas a los pacientes y familiares por las molestias que esta incidencia les haya podido ocasionar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios