Málaga

Málaga cerrará la Alameda y el Parque al tráfico privado cuando el Metro llegue al Centro

  • El Ayuntamiento asegura que trabaja en un nuevo Plan Director de la Bicicleta para ampliar a 113 kilómetros la red de carriles segregados

Eje central de la Alameda Principal. Eje central de la Alameda Principal.

Eje central de la Alameda Principal. / Javier Albiñana

La llegada del Metro al Centro de Málaga traerá consigo una segunda transformación en la actual ordenación de la Alameda Principal y el Paseo del Parque. El compromiso asumido por el Ayuntamiento, tal y como verbalizó ayer el concejal de Movilidad, José del Río, es el de sacar todo el tráfico privado de ambos ejes en el momento en que los trenes del suburbano alcancen la estación Atarazanas.

De este modo, el espacio ahora ocupado parcialmente por los coches pasará a quedar reservado para transporte público, bicicletas y vehículos de movilidad personal (VMP). Pero ese paso, teniendo en cuenta el calendario del ferrocarril urbano, aplaza a finales de 2022 cualquier acción por parte municipal. Hasta ese momento, el planteamiento pasa por delimitar un carril bici provisional por el lateral norte de la Alameda.

El apunte fue una de las novedades aportadas por el edil en la Mesa de la Bicicleta que ayer volvió a reunirse después de cinco años. Una cita marcada por la reciente entrada en vigor de la Ordenanza de Movilidad y por las importantes críticas a la que ésta está siendo sometida, en particular por obligar a que usuarios de bicis y patinetes tengan que circular por la calzada en aquellos puntos en los que no haya carriles exclusivos. Muestra del descontento son los más de 5.000 personas que el pasado domingo salieron a la calle en bici para reclamar la construcción de una red de viales seguros.

Ante el incremento de reclamaciones, Del Río informó de que desde el área ya se trabaja en la elaboración de un nuevo Plan Director de la Bicicleta que proyecta la ampliación de la actual red hasta llegar a unos 113 kilómetros de longitud. No obstante, el propio concejal admitió que el desarrollo de estas apuestas está condicionada a la disponibilidad de fondos europeos ya solicitados. El valor que se asigna a esas operaciones ronda los 40 millones de euros.

De manera inmediata, la intención del Consistorio es la de activar este mismo año tres carriles con una longitud de apenas unos tres kilómetros: Héroe de Sostoa-Juan XXIII-Explanada de la Estación, de unos 1.280 metros, y Virgen de la Cabeza-Juan XXIII, de 929 metros. Ambos con una inversión de 1,5 millones. El tercero será el que permita conectar la Avenida Pintor Manuel Barbadillo con la calle Editor Ángel Cafarena, de 720 metros y 250.000 euros de coste.

Durante su intervención, Del Río confirmó la intención de reunir cada dos meses la Mesa de la Bicicleta, con el objetivo de analizar las propuestas que puedan realizar los colectivos. De hecho, para el próximo encuentro se espera una respuesta técnica a la iniciativa de Ruedas Redondas de activar una malla provisional de carriles 30 totalmente segregados de unos 72 kilómetros.

A la espera de disponer de un análisis formal, la directora general de Movilidad, Trinidad Hernández, ya expuso ayer la dificultad que tiene la segregación de carriles, no solo por la incidencia sobre la movilidad motorizada, sino también por el efecto que puede tener sobre el transporte público.

Sobre este particular, lo único que parece claro es la intención municipal de activar este mismo fin de semana la reserva para uso excluso de bicis y VMP del carril 30 del Paseo Marítimo Pablo Ruiz Picasso sólo los sábados, domingos y festivos, mientras que se avanza en la delimitación de un carril bici provisional por el espacio peatonal.

Algo que también puso en valor el gerente de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT), Miguel Ruiz, quien mostró su preocupación por algunas de las iniciativas que se están manejando en los últimos días. A modo de ejemplo, señaló que segregar el carril 30 de la calle Bolivia tendría importantes repercusiones sobre el funcionamiento de las líneas 3 y 11 de la EMT, que antes de la pandemia movían más de 10 millones de pasajeros al año. "Eso haría que el tráfico de Bolivia se fuese a Juan Sebastián Elcano, que es una vía que no puede llenar más de coches", expuso.

Durante la reunión intervinieron, entre otros, el presidente de Ruedas Redondas, José Luis Martín, quien defendió el proyecto del colectivo para establecer una ampliar red de carriles segregados en la calzada. A su juicio, esa maniobra permitiría dar respuesta a los usuarios de bicis y VMP "evitando el riesgo de circular con el resto del tráfico motorizado", abriendo la posibilidad de que a largo plazo se consolidase como una red definitiva.

Por su parte, el presidente de la Asociación de usuarios para la Movilidad Personal y Ecológica de Málaga (Ampem), Ángel Terrón, reclamó una igualación de los VMP con las bicis, dado que la ordenanza marca sanciones para estos usuarios muy superiores a las de los ciclistas. 2Son tres veces mayores para los VMP, no sé si es porque somos treces más peligrosos o porque quieren que circulemos tres veces menos", expuso. Ante la contestación existente, lo que sí dejó claro el concejal de Movilidad es que no hay posibilidad de aplicar una moratoria en la actual ordenanza municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios