Novedades 'Málaga Hoy' estrena canal en WhatsApp, síguenos

Fútbol Málaga CF - Eldense: Cambio de hora y día para la Copa del Rey

Málaga

Padres colocan toldos en colegios de Málaga para hacer frente al calor

Una zona de sombra creada en un colegio de Torremolinos.

Una zona de sombra creada en un colegio de Torremolinos. / Javier Albiñana

Las altas temperaturas y el calor han llegado en plena primavera y con ello la preocupación de muchos padres malagueños por la consecuencia que esta ola de calor pueda tener en las instalaciones de los centros educativos a las que acuden sus hijos. Ante esta situación, y en plena primavera, padres de diferentes colegios de la provincia han decidido colocar toldos en los patios de los colegios de sus hijos. Por su parte, la Junta de Andalucía asegura que tiene un plan de bioclimatización mediante refrigeración adiabática, también llamado enfriamiento por evaporación, el cual está desarrollando en 30 centros educativos.

Esta iniciativa llega ante la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) sobre las altas temperaturas que se van a alcanzar en los próximos días, no solo en la capital, sino en la provincia entera. Además, está financiada por los AMPAS de los centros, es decir, el dinero sale del bolsillo de las familias y este no es el primer año que se lleva a cabo, sino que la llevan realizando varios años puesto que, según Pilar Trigueros, portavoz de la Federación Democrática de AMPA, desconocen si la Junta de Andalucía tiene previsto llevar a cabo “medidas para dar sombra en los patios y en determinadas zonas” de los colegios e institutos de toda la provincia.

En este sentido, Trigueros señala que con la ola de calor que va a haber estos días, “si la temperatura en el interior es alta, imagina cómo serán las clases de Educación Física, los patios de recreo y las actividades extraescolares”. Asimismo, incide en que esta situación no va a ser puntual, sino que las temperaturas van a ir a más los próximos meses, por lo que no solo se deben tomar medidas para el exterior, sino también para el interior de los centros educativos.

“Muchas AMPAS dicen que van a comprar ventiladores o instalar aires acondicionados, pero la mayoría de las instalaciones de los colegios de Infantil y Primaria no soportarían el aporte eléctrico”, sostiene Trigueros. Además, también insiste en que “se van a llegar a valores que no conocíamos antes” y todo por el cambio climático, el cual considera que se le debe hacer frente ya.

Medidas Junta de Andalucía

Por su parte, la Junta de Andalucía asegura que la Consejería de Desarrollo Educativo está ejecutando desde el año pasado el Plan de Bioclimatización mediante refrigeración adiabática, también conocida como enfriamiento por evaporación, y con el apoyo de energía solar fotovoltaica en un total de 430 centros educativos de Andalucía, con un presupuesto programado de 140 millones de euros, que pone el foco precisamente en las zonas de mayor severidad climática.

En el caso de la provincia de Málaga, señalan que se están desarrollando en total 30 intervenciones, de las cuales 20 son en centros de Infantil y Primaria y 10 en institutos de Secundario. De éstas, están en construcción veinticinco, tres están contratadas y a punto de comenzar las obras y las otras dos se encuentran en contratación.

Por otro lado, la Consejería de Desarrollo Educativo dispone de un protocolo de actuación ante olas de calor que está disponible para los centros educativos. Esta guía de prevención en materia de salud y de garantía de la atención educativa la pueden activar los directores de los centros educativos e incorporarla a su Plan de Centro. Cada centro lo adapta según sus características y necesidades y, en caso de activarse, debe informar al Servicio de Inspección Educativa de las Delegaciones, así como a las familias, según la Junta de Andalucía.

Algunas de las medidas que pueden adoptar una vez que en los centros se active este protocolo son: evitar la realización de las actividades en los espacios más calurosos permitiendo el traslado a otros espacios más frescos del centro; cambiar el horario de la asignatura de Educación Física si requiere de actividad física a la parte de la jornada lectiva que haga menos calor; flexibilizar el horario de la jornada para adaptarse a las circunstancias excepcionales si el centro, dentro de su autonomía, lo considera necesario; permitir la salida del alumnado del centro a petición de las familias; o revisar y aplazar actividades extraescolares como visitas, excursiones o actividades deportivas bajo el criterio de protección.

En cuanto a las recomendaciones sanitarias, los niños deberán mantenerse suficientemente hidratados, por lo que se les debe facilitar y beber agua y líquidos con la frecuencia necesaria. Además, para garantizar la evaluación del alumnado, se les permitirá la realización de las actividades lectivas previstas o de las pruebas que corresponda en el nuevo horario que establezcan y en la realización de las actividades se prestará especial atención al alumnado con necesidades educativas especiales, con enfermedades crónicas o cuidados especiales y a los de Educación Infantil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios