Málaga

Suspenden el juicio a la ex novia del español asesinado en Argentina en 2014 por llevarse a la hija

Domingo Expósito. Domingo Expósito.

Domingo Expósito. / M. H.

El Juzgado de lo Penal número 4 de Málaga ha suspendido el juicio que se iba a celebrar este jueves contra la ex novia del español Domingo Expósito, asesinado en junio del 2014 en Argentina cuando trataba de recuperar a su niña de 7 años, por supuestamente llevarse a la hija de ambos a dicho país sin permiso.

La vista oral se ha suspendido por problemas de salud de uno de los intervinientes y en breve se fijará una nueva fecha, según han informado a Efe fuentes judiciales.

La Fiscalía malagueña y la acusación particular, en representación de la madre del fallecido, han solicitado cuatro años de prisión por un delito de sustracción de menores, según los escritos acusatorios, a los que ha tenido acceso Efe.

La procesada, que reside en Argentina, tenía previsto no acudir a la Ciudad de la Justicia de Málaga porque se había autorizado a que declarara por videoconferencia.

La madre fue condenada en Argentina a 7 años de prisión como partícipe secundaria del homicidio, aunque posteriormente el Tribunal Superior de Justicia de Chubut (Argentina) revocó la condena y la absolvió.

Domingo Exposito resultó muerto a tiros el 25 de junio del 2014 en Comodoro Rivadavia, adonde se había trasladado dos años antes para tratar de recuperar la custodia de su hija, después de que la madre y expareja de Expósito se fuera de España con la menor.

Un encapuchado disparó a quemarropa a Expósito cuando llegaba a su casa junto a su entonces pareja, Carolina Gayá, y el hijo de ésta, de 4 años.

A los detenidos y a la madre de la niña se les imputó en aquel momento un delito de asesinado agravado por el concurso de dos o más personas, que en Argentina está penado con cadena perpetua.

Los hechos que se juzgan este jueves se remontan a 2010 cuando, tras romperse la relación de la pareja, la procesada se llevó a Argentina a la pequeña, que había nacido en España y residía en Fuengirola, sin conocimiento del padre y sin su autorización.

El abogado de la familia, Manuel Huertas, mantiene en su escrito que el objetivo de la encausada era llevársela para impedir cualquier contacto de la niña con su padre y con la familia del progenitor y subraya que "no comunicó en ningún momento el lugar donde la niña estaba".

Además en la demanda de los abuelos se recuerda que un juzgado de Fuengirola acordó en 2011 la guardia y custodia al padre, con una patria potestad compartida, pero cuando Exposito viajó por primera vez a Argentina tras dicha resolución, la madre no accedió voluntariamente.

Posteriormente, el padre volvió a Argentina con el propósito de no regresar a España hasta que las autoridades judiciales reconocieran la sentencia española y un juzgado de allí llegó a determinar la restitución de la menor.

Para la acusación particular y el fiscal los hechos son constitutivos de un delito de sustracción internacional de menores y retención incumpliendo gravemente el deber establecido por una resolución judicial por lo que además de cuatro años de prisión piden diez años de inhabilitación para ejercer el derecho de patria potestad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios