Málaga

Urbanismo se pone a todo gas

  • Tiene en marcha en este momento medio centenar de obras, por unos 20 millones

  • Los técnicos ultiman la licitación de varias decenas de actuaciones

Trabajos en el eje central de la Alameda Principal. Trabajos en el eje central de la Alameda Principal.

Trabajos en el eje central de la Alameda Principal. / Javier Albiñana

La maquinaria administrativa y ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo se encuentra a pleno rendimiento, tratando de acelerar la ejecución de medio centenar de obras repartidas en los diez distritos de la capital de la Costa del Sol y actualmente en desarrollo. Dentro de este importante paquete de intervenciones destacan las financiadas con las bautizadas como Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) que fueron autorizadas el año pasado y que, a priori, debían estar completadas dentro de este año. La inversión de estas tareas ronda los 20 millones.

Si bien el mapa geográfico abarca a la totalidad de la ciudad, hay varias iniciativas con personalidad propia debido a su envergadura material y económica. Y de entre todas, la regeneración de la Alameda Principal. La apuesta municipal por recuperar para el peatón este eje estratégico del Centro es, por méritos propios, la gran obra de la que puede presumir el equipo de gobierno del PP en el presente mandato. Más aún ante la imposibilidad de ir adelante con otro de los proyectos estrella del alcalde, Francisco de la Torre: el parque en el antiguo Campamento Benítez.

Los trabajos en la Alameda, divididos en tres fases, arrancaron a mediados de mayo. De estas etapas, el Ayuntamiento es directamente responsable de los ejes central y sur, quedando, en origen, el lateral norte en manos de la Junta de Andalucía. Sin embargo, la duda se cierne desde hace varios meses sobre el cumplimiento por parte de la Consejería de Fomento de su parte de la actuación. De hecho, ya es asumido por la propia Gerencia de Urbanismo que una parte de los trabajos a acometer en ese ala van a ser financiados con fondos municipales (dentro del segundo plan de las IFS presentado a mediados del pasado noviembre).

En este contexto, los responsables municipales mantiene la idea de que será posible tener lista a finales de marzo para su inauguración los tramos central (incluyendo la reinstalación del conjunto escultórico del Marqués de Larios en las cercanías de la calle Larios) y sur. Por el contrario, la indefinición por parte de la Junta y el propio trámite administrativo que va a requerir la ejecución de la sustitución de las infraestructuras en el tramo del lado norte que discurre entre Puerta del Mar y Larios (valorado en casi un millón de euros) hace improbable que esa pieza del conjunto de la nueva Alameda está concluida antes de finales del próximo verano.

Son precisamente las iniciativas procedentes de la bolsa de IFS de 2017 las que concentran el mayor número de intervenciones que ahora están en marcha. Cabe recordar que el programa diseñado por el Consistorio el año pasado reservaba unos 19,1 millones de euros a actuaciones en los barrios. Aunque una parte de la obras ya se ha ejecutado (remodelación aceras Puente de las Américas, parque de aguas del paseo Antonio Banderas...), otra parte sustancial están en fase de ejecución. También se dan por concluidas obras como la mejora de los caminos rurales de Cerrado de Chinchilla, la reurbanización de la Plaza del Patrocinio; la Avenida Plutarco; la semipeatonalización de la calle Ancha del Carmen...

La obra de la Alameda Principal y la plaza de Tabacalera son algunos de los proyectos

Por volumen de inversión hay otras obras igualmente reseñables, como la nueva plaza de Tabacalera, cofinanciada entre el Ayuntamiento y los promotores privados que están ejecutando viviendas en ese mismo espacio (fue adjudicada en 1.173.152 euros, con una rebaja de casi medio millón); la segunda fase de la calle Vélez-Málaga (contratada en 739.949 euros, frente a una licitación de poco más de un millón de euros), y el nuevo pabellón de balonmano de Puerto de la Torre (adjudicada en 1.487.596,69 euros, con una rebaja respecto a la licitación de casi 165.000 euros).

La primera de estas obras permaneció alrededor de un mes paralizada ante la necesidad de tramitar y aprobar una modificación en el proyecto original. Los trabajos se retomaron recientemente. La intervención en el barrio de La Malagueta, que ha despertado el recelo de los vecinos por la afección en la circulación rodada en la zona, no estará concluida antes de acabar el año, si bien la propia filosofía de las Inversiones Financieramente Sostenibles obligaba a que fuese así. Por su parte, las instalaciones deportivas de Puerto de la Torre se acaban de iniciar, con un plazo estimado de 12 meses.

Pero la labor de los técnicos municipales, principalmente los del departamento de Arquitectura e Infraestructuras, no queda acotada en exclusiva a la vigilancia y control de estos proyectos, sino que incorpora la tramitación de los documentos para activar en las próximas semanas y meses las obras contenidas en un nuevo plan a financiar con el remanente del presupuesto de 2017. En lo tocante a renovación urbana, se incluyen 8,2 millones, a los que sumar otro 1,4 millones para mejoras en distritos y en accesibilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios