Málaga

Más de 150.000 alumnos en Málaga se incorporan este jueves a las aulas del curso más incierto

  • Cuatro colegios han cerrado para su desinfección por positivos en Covid en sus plantillas 

  • Los sindicatos critican que la Junta no ha puesto los medios necesarios para una vuelta segura

Una clase preparada para el regreso del alumnado. Una clase preparada para el regreso del alumnado.

Una clase preparada para el regreso del alumnado. / Álvaro Cabrera (Málaga)

Nada tuvo que ver el principio con el final del curso pasado. Los 338.756 alumnos que se incorporaron a las aulas en septiembre, desde segundo ciclo de Infantil hasta Bachillerato, nunca imaginaron que seis meses después sufrirían el cambio más radical de su historia escolar. Recluidos en casa y con una docencia telemática que más de 16.000 alumnos en la provincia no pudieron seguir por falta de medios o motivación. Mañana toca regresar a las aulas para emprender el curso más incierto de todos. Más de 150.000 estudiantes tienen el reto de hacerse con una normalidad bien distinta a la de siempre.

Distancia, mascarillas, recorridos marcados, grupos burbuja, desayunos en clase y recreos separados serán a partir de ahora la práctica habitual de los estudiantes, que vuelven en su inmensa mayoría a la presencialidad. Al menos, mientras no se produzcan cuarentenas de su grupo y nuevos confinamientos temporales.

En estos días previos a la incorporación del alumnado, cuatro centros de Málaga han tenido que cerrar sus puertas de forma puntual para desinfectar los espacios por positivos en Covid de sus plantillas, aseguran desde el sindicato Comisiones Obreras. “Tienen que localizar el área en la que han estado las personas contagiadas y desinfectar”, apunta Félix Martín, secretario general de Enseñanza de CCOO Málaga. Y destaca que “ya hay profesores de baja médica por Covid”.

El sindicato afirma que la Consejería de Educación no ha puesto sobre la mesa los recursos humanos que creen oportunos para una vuelta segura. “Es incomprensible que la Junta haya estado durante seis meses sin hacer nada y ahora en cuatro días quiera hacer un regreso a las aulas sin poner los medios necesarios”, comenta Martín. Y subraya que la administración regional, además, “ha trasladado a los equipos directivos y al profesorado toda la responsabilidad de los protocolos cuando es el personal técnico de la Consejería el que tenía que haberlos elaborado, no los maestros”.

"Es incomprensible que la Junta quiera hacer una vuelta segura en cuatro días sin poner medios”

Además, desde CCOO estiman que “el coordinador Covid tiene que ser un sanitario, no un docente, no se le puede trasladar toda esa responsabilidad a un profesor”. Lamentan, por tanto, que no se haya actuado con más previsión cuando “han tenido tiempo de hacerlo”.

Las reivindicaciones del sindicato ANPE van en la misma línea. “Hemos estado negociando hasta el último momento porque no se han puesto las medidas esenciales, la bajada de ratio y el aumento de la plantilla”, explica María del Amo, presidenta provincial de ANPE.

Para este sindicato harían falta un mínimo de 9.000 docentes más en Andalucía para poder hacer los desdobles que figuran en la última circular del 3 de septiembre para el alumnado a partir de 3º de Secundaria. “Sin profesorado y sin espacios los desdobles son inviables”, dice del Amo. Y destaca que en zonas como la Costa del Sol y ciertos distritos de Málaga capital las ratios están saturadas desde hace años.

“Otras fórmulas son posibles, se podían haber invertido en mobiliario nuevo, en aulas prefabricadas para hacer los desdobles, pero no se han puesto las medidas y eso demuestra que la educación no es prioritaria para nuestros políticos”, critica Del Amo.

"Deberia de haber una enfermera para establecer las medidas y la vigilancia, no un profesor con un curso de 10 horas de formación"

ANPE lleva tiempo luchando por la implantación de la enfermera escolar en cada centro y con la pandemia esta figura parece más esencial que nunca. “Debería de haber una enfermera para establecer medidas de contención ante alguna sospecha y vigilar que se cumpla el protocolo, no un coordinador Covid que es un maestro al que se le ha dado un curso de formación de 10 horas”, apunta.

Otro problema añadido, destaca, va a resultar de la flexibilización de los contenidos curriculares, porque “se va a dar lo mínimo, se va a trabajar por ámbitos para que entre el menor número de profesorado al aula, así que los docentes van a impartir materias afines sin que sean su especialidad”, afirma Del Amo. Tanto ANPE como CCOO plantean movilizaciones de protesta para los primeros días de este difícil curso escolar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios