Economía

La compraventa de vivienda en Málaga cae un 25% en el año pero toma aire en septiembre

  • En los nueve primeros meses se han vendido 16.786 inmuebles en Málaga

  • La vivienda nueva pasa mejor el bache que la usada

Varias promociones inmobiliarias en obras en Teatinos, en Málaga capital. Varias promociones inmobiliarias en obras en Teatinos, en Málaga capital.

Varias promociones inmobiliarias en obras en Teatinos, en Málaga capital. / Javier Albiñana (Málaga)

La pandemia ha frenado en seco la compraventa de viviendas en la provincia de Málaga, aunque el sector ha tomado oxígeno en el mes de septiembre. En los nueve primeros meses del año se han comercializado en la provincia de Málaga 16.786 viviendas, lo que supone un descenso del 25,5% respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística.

La vivienda usada está teniendo un comportamiento peor que la nueva, hasta el punto de que la venta de segunda mano se ha desplomado un 30% mientras que la de nueva creación lo ha hecho en un 7%. No obstante, la vivienda usada sigue siendo la que acapara el mayor número de operaciones con 12.952 ventas, el 77% del total.

El año está siendo, lógicamente, negativo, por la pandemia y porque en los meses de confinamiento no se pudieron hacer visitas presenciales a las casetas de obras o a las viviendas usadas, aunque los expertos sí subrayan que hay una amplia demanda interesada local, nacional e internacional -que podría verse incrementada por la posibilidad de teletrabajar desde la Costa del Sol- y que se están haciendo visitas a través de la Red y cerrando ventas mediante técnicas de marketing digital y contacto telefónico o de vídeo con los comerciales.

Los expertos constatan que hay mucho interés local, nacional e internacional

El año pasado se superaron las 2.000 compraventas todos los meses, mientras que en 2020 solo se había hecho en enero y febrero cuando aún nadie podía presagiar el grave problema sanitario que se avecinaba. A mediados de marzo se decretó el estado de alarma, se inició el confinamiento en los domicilios y las ventas comenzaron a desplomarse, aunque aún así se siguió superando el millar de operaciones mensuales. Hay que señalar que la compraventa culmina un largo proceso previo y que la notificación al INE es posterior a la firma en el notario. En este sentido, tras un verano donde el virus estuvo más o menos controlado, el volumen de ventas registrado en septiembre fue mayor incluso que en septiembre de 2019. El INE señala que en septiembre se hicieron 2.346 compraventas en Málaga, un 16% más que en el mismo mes del año pasado. Se desconoce si es el inicio de una tendencia positiva o si es simplemente un oasis en el desierto, por lo que habrá que esperar a conocer el resultado del último trimestre del año para hacer una valoración.

Juan Manuel Rosillo, presidente de la Asociación de Constructores y Promotores, señala que en Málaga se suelen hacer unas 30.000 ventas anuales y esperan llegar este 2020 a unas 25.000. Por ahora, si se sigue al ritmo actual no se alcanzará esa cifra, aunque podría quedar relativamente cerca.

La caída de ventas es generalizada en España y Málaga está en la media, ya que la disminución de compraventas en el país en los nueve primeros meses del año ha sido del 22,1%. En Andalucía el descenso es del 20%, siendo Málaga y Cádiz las más afectadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios