Málaga Hoy En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Coronavirus en Málaga | Hosteleros "El verano, si se puede recuperar un poco, será con el turismo español"

El restaurador Santiago Domínguez (c.) con unos clientes de la marisquería que regenta. El restaurador Santiago Domínguez (c.) con unos clientes de la marisquería que regenta.

El restaurador Santiago Domínguez (c.) con unos clientes de la marisquería que regenta. / M. H. (Marbella)

El restaurador Santiago Domínguez lleva al frente de la marisquería que regenta con el mismo nombre 63 años, una de las más antiguas y emblemáticas de la costa y que ha sobrevivido a lo largo de las décadas, pero cuya estabilidad ve ahora peligrar con la crisis del coronavirus. El hostelero atiende a Málaga Hoy para dar su visión sobre la situación económica actual.

–¿Cómo lleva el confinamiento?

–Igual que todo el mundo porque esto de tener que estar encerrado y no poder hacer nada, pues tiene sus consecuencias. Y en las empresas, como es mi caso, hay un equipo que está muy preocupado. Somos 25 personas y estamos muy preocupados por lo que pueda pasar después. No por ahora, porque dices que los primeros 15 ó 20 días los aguantamos, pero el problema va a ser luego lo económico, el qué va a ocurrir.

–¿Cómo está afectando la crisis del coronavirus al sector de la hostelería?

–Ya llevábamos casi dos semanas que no nos entraba casi gente a los establecimientos, hablo por la boca de los demás también y por la mía propia. Hay que ponerse también en la boca de los empleados, pues el que no va tirando con anticipos, va tirando poco a poco y el que no se ha comprado una casa, se ha casado hace poco y el que más o el que menos tiene hijos y tiene que darles de comer.

–¿Qué pérdidas está suponiendo el estado de alarma?

Nos pilló de improviso, no nos avisaron. Nos pilló además en fin de semana, cargados con toda la mercancía que, en parte, se la llevaron los empleados, y en parte me he quedado yo con ella para poder tenerla estos días, pero ya los días se van prolongando y ahora a volver a arrancar otra vez.

–¿Y en cuanto a números?

–Entre cosas que había perecederas y menos perecederas –las menos perecederas también se han ido–, calculo entre 50.000 y 60.000 euros que se nos han ido al traste. Ninguno de los productos ha podido aguantar, parte se lo han llevado los empleados y otra parte nos la estamos comiendo la familia. Eso ya está echado y ahora es como volver a poner un negocio nuevo, volver a iniciar todos los pedidos porque hay cosas que no pueden aguantar, aunque sean menos perecederas se ponen rancias.

–¿Y cómo va a influir el comportamiento del turismo?

–El miedo que tenemos es que no va a haber gente aunque dentro de un mes las cosas vuelvan a estar normales, pero ya el turismo no va a venir, desde luego no va llegar a nuestras costas.

–¿Se da por perdida la temporada alta?

–Yo creo que el verano, si se puede recuperar un poco, será con el turismo español porque extranjeros desde luego que tendremos muy pocos porque reservan con entre tres y seis meses en las agencias de viajes. Yo tenía unos 20 grupos para este invierno y todos han sido cancelados.

–¿Qué medidas pueden paliar la situación?

–Que el Gobierno llegue a un acuerdo con las partes sociales, pero sobre todo si faltan los empresarios, faltan puestos de trabajo, se acabó todo. A ver qué vamos a hacer si no hay puestos de trabajo, el Gobierno no va a poder pagar a todo el mundo en el paro, eso está claro. Por favor, que hagan las gestiones necesarias para llegar a un acuerdo y así podremos salvarnos todos.

–¿Volverá a ser la hostelería el motor económico de la Costa del Sol una vez que finalice el estado de alarma?

–En la Costa del Sol vivimos de eso y si tarda mucho en recuperarse, nosotros no tenemos otra industria nada más que la hostelería. Si el turismo se nos viene a la mitad, pues entonces habrá que reducir la mitad de los empleados, lo cual quiere decir que varios millones de personas se quedarían sin trabajo, y el problema es que después subiría la delincuencia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios