Sucesos

Seis detenidos por ocupar un piso en Málaga para vender heroína y cocaína

  • En el mismo domicilio la Policía había desmantelado otro punto de venta meses atrás

  • Se han intervenido 26 papelinas de heroína, seis de cocaína base y útiles para la confección de las dosis

Imagen aérea del barrio de García Grana. Imagen aérea del barrio de García Grana.

Imagen aérea del barrio de García Grana.

Cinco hombres y una mujer han sido detenidos por la Policía en Málaga en una operación en la que ha sido desarticulado un punto de venta de heroína y cocaína en un piso que habían ocupado y en el que meses atrás ya se había desmantelado otro punto de venta. En la operación han sido intervenidas 26 papelinas de heroína y seis de cocaína base, 424 euros y útiles para la confección de las dosis de los estupefacientes, ha informado este domingo la Policía en un comunicado.

La investigación se inició a partir de varias quejas vecinales recibidas en la sala del 091 que apuntaban a la existencia en la zona de García Grana de una vivienda desde la que se estaban distribuyendo drogas durante las 24 horas del día y en donde, además, se permitía a los toxicómanos el consumo de la sustancia recién adquirida.

La detención se llevó gracias a las denuncias vecinales

Los vecinos también denunciaban su preocupación por la insalubridad existente en la finca después de que las personas que se acercaban al inmueble dejaran abandonadas en las escaleras jeringuillas y otros útiles para el consumo. La vigilancia e indagaciones permitieron constatar que se trataba de un piso ocupado que había sido desmantelado meses atrás como punto de venta y que, tras volver a ser ocupado, había sido reactivado. 

En esta ocasión los okupas eran dos hombres -supuestos cabecillas de la trama- que, además de "cocinar" la droga, confeccionaban las dosis en el interior del piso. Allí, los compradores disponían de todos los útiles necesarios en fumaderos improvisados, y muchos de los compradores eran instados a que consumieran inmediatamente su dosis para evitar ser descubiertos. 

Durante la vigilancia, los agentes comprobaron que los investigados se valían de un perro de presa para su autodefensa, animal que durante el registro llegó a acometer a los policías y que fue trasladado a la perrera municipal.

Los detenidos han sido puestos a disposición de la autoridad judicial, que ha ordenado el ingreso en prisión para los dos principales investigados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios