Málaga

La estancia media de hospitalización en Málaga es de una semana

  • Las enfermedades relacionadas con trastornos mentales y demencias, las quemaduras, la tuberculosis o el bajo peso al nacer son las que requieren un mayor número de días ingresado

Una operación en un hospital Una operación en un hospital

Una operación en un hospital

La estancia media en los hospitales de la provincia de Málaga es de 6,9 días, una semana, aunque lógicamente la permanencia en los centros depende del tipo de dolencia. Según la Encuesta de Morbilidad Hospitalaria del año 2017 recientemente publicada por el Instituto Nacional de Estadística, las enfermedades relacionadas con los trastornos mentales y demencias son las que precisan de un mayor periodo de internamiento porque no tienen una curación rápida ni clara. De hecho, se apunta que la estancia media por Alzheimer es de 298 días pues es una enfermedad degenerativa que, por ahora, no tiene solución. La demencia como tal (87 días), esquizofrenia (69 días) y trastornos mentales y del comportamiento en general (45 días) son los que encabezan la estancia media en los hospitales.

Entre el resto de enfermedades con mayor probabilidad de cura aparecen que la hospitalización por quemaduras es una de las que requiere más tiempo ingresado, con 15,2 días, así como los trastornos relacionados con la gestación y bajo peso del nacimiento (20,5 días), la tuberculosis (14,5 días) o el traumatismo intracraneal (12 días).

Nadie quiere estar en un hospital un minuto más de lo necesario y al sistema sanitario tampoco le interesa porque se ocupan más camas y se alargan las listas de espera. La estancia media en los hospitales ha crecido ligeramente en la última década al pasar de 6,6 días en 2007 a 6,9 días en 2017, un periodo que se puede entender similar porque se analizan más de un centenar de variables. No obstante, sí se aprecia un descenso respecto, por ejemplo, a 2003, cuando el ingreso medio hospitalario era de 8 días.

Hay dos circunstancias importantes que permiten que el paciente pase el menor tiempo posible en la cama de un hospital. El primero es que a lo largo de los últimos años ha habido numerosos avances médicos y tecnológicos que están permitiendo acortar el periodo de ingreso en los centros hospitalarios. El segundo es que esos mismos avances han facilitado que muchas intervenciones que antes venían acompañadas de un ingreso ahora se hacen con cirugía mayor ambulatoria y se puede regresar a casa en el mismo día de la operación.

El cáncer es una de las principales causas de muerte en Málaga, pero también hay miles de personas que consiguen salvarse. Los tumores malignos de colon, recto y ano fueron los que precisaron un mayor tiempo de hospitalización en 2017 con 12,1 días, mientras que las neoplasias malignas de traquea, bronquios, pulmón y ovario también superan los 10 días. Cabe señalar que este periodo es el de ingreso medio, pero el tratamiento es mucho más prolongado, con idas y venidas constantes de los pacientes para ser tratados. Lamentablemente el cáncer, en cualquier de sus facetas, no se cura en dos semanas, pero sí hay muchos casos de éxito.

Un profesional sanitario en un quirófano Un profesional sanitario en un quirófano

Un profesional sanitario en un quirófano

Por un infarto agudo de miocardio, según el INE, la estancia media en hospitales malagueños es de casi seis días, por una neumonía son 8,8 días o por una isquemia cerebral transitoria son 5,3 días.

En 2017 se dieron 143.609 altas médicas en los hospitales de la provincia malagueña, siendo las más frecuentes las causadas por enfermedades del aparato digestivo, circulatorio, complicaciones del embarazo y tumores malignos. La tasa de morbilidad hospitalaria, aquella que mide el número de altas por cada 100.000 habitantes, fue en 2017 de 8.728.

La Encuesta de Morbilidad Hospitalaria es una investigación de carácter muestral que se realiza cada año desde 1951. Su principal objetivo consiste en conocer la estructura y evolución de la morbilidad hospitalaria, es decir, de las personas enfermas que han ingresado en los hospitales. En concreto, trata de medir la morbilidad en función de los distintos diagnósticos, la estancia media en el hospital por tipo de diagnóstico y el ámbito de influencia o grado de atracción de los hospitales. En toda España se contabilizaron en 4,86 millones de altas hospitalarias, un 0,4% más que en 2016, y la tasa de morbilidad por cada 100.000 habitantes fue de 10.449. Dentro de las altas, la mayoría (1,6 millones) se produjeron en la franja de edad de 65 a 84 años.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios