Eva Camps | DMD Málaga “Tenemos que ser libres hasta el final”

  • La Ley de la Eutanasia llega este martes al Congreso con respaldo mayoritario

  • DMD lleva años pidiendo su despenalización y ahora sí ocurrirá

Eva Camp, responsable de DMD Málaga. Eva Camp, responsable de DMD Málaga.

Eva Camp, responsable de DMD Málaga. / Javier Albiñana

La Ley de la Eutanasia llega este martes al Congreso de los Diputados por tercera vez en 20 meses. En junio de 2018 se quedó a medio camino por el adelanto electoral y en septiembre de 2019 ni siquiera tuvo recorrido a causa del bloqueo y la repetición de los comicios. Hoy hay en la Cámara Baja una mayoría suficiente para echarla a andar –solo PP y Vox se han posicionado en contra–.

Si hay luz verde, deberá pasar por la Comisión de Sanidad y el Senado antes de tener aplicación pero estará más cerca que nunca. El texto de salida consagra la eutanasia como un “derecho” al que pueden acogerse las personas que padezcan una enfermedad grave e incurable o invalidad que cause un sufrimiento insoportable. Será de aplicación en la sanidad pública, aunque también podrán hacerlo en la privada, y reserva el derecho de los médicos de acogerse a su derecho de conciencia.

DMDDerecho a Morir Dignamente– es una asociación que lleva años luchando por despenalizar la eutanasia. Eva Camps es su representante en Málaga.

¿Cómo llegó a DMD?

Mi madre pasó por una situación horrorosa, su enfermedad duró unos diez años. Un día, leyendo el periódico, vi una entrevista a un hombre que decidió contar cómo llegaba la muerte y quien le ayudaba era DMD. En ese momento pensé que había más gente como yo, que no estaba loca, y levanté el teléfono. Desde que mi madre falleció, me vinculé para que nadie tenga que pasar por un trance como el que pasó mi madre.

¿Cuáles son sus razones para defender la eutanasia?

Tenemos que ser libres hasta el final. Nuestra vida es nuestra y no entiendo por qué al final nos obligan a vivir con unos valores que no son propios. La vida es como una obra de teatro: el inicio, la trama y el final tienen que ser coherentes porque si no no tiene sentido.

El PP ya ha anunciado que plantearán una normativa sobre cuidados paliativos como “alternativa”.

La eutanasia no se contrapone a los cuidados paliativos, son cosas complementarias y la experiencia así lo demuestra. Países Bajos y Bélgica, que ya tienen esta legislación, cuentan con los mejores servicios de cuidados paliativos de Europa. Yo quiero que me cuiden y ser bien cuidada mientras esté viva, pero también quiero ser libre cuando crea que por muy bien cuidada que esté mi vida no tiene sentido. Quiero los mejores cuidados paliativos para todo el mundo y, al mismo tiempo, que quien quiera pueda optar la eutanasia.

¿No entraña ningún peligro esa libertad?

No, las leyes tienen unos filtros. No todos las personas que solicitan la eutanasia lo consiguen. Hay garantías.

Eva Camps. Eva Camps.

Eva Camps. / Javier Albiñana

El presidente de DMD a nivel nacional ha dicho que la propuesta que llega mañana al Congreso es una ley del siglo XX, no del XXI.

Primero, estamos contentísimos de que llegue mañana al Congreso, pero consideramos que algunos puntos deben ser modificados en un debate sosegado que desemboque en una ley mejor. En nuestro entorno hay países que llevan cerca de una década con esta legislación, tenemos experiencias para analizar y ver que no es necesario lo peor de este texto, que es el control previo. Ninguna de las leyes que existen lo contemplan. El control previo hace que las personas sean más o menos libres según en la comunidad autónoma en  la que vivan porque está formado por un consejo determinado la propia comunidad y ahí saldrá a relucir el signo político. Además, es ajeno a la relación médico-paciente, que es importantísima.

¿Por qué ha tardado tanto tiempo en llegar este momento?

No se entiende, es una paradoja democrática porque la eutanasia es uno de los derechos civiles que más distancia a los ciudadanos de la legislación. Además es el que más respaldo social tiene: cuatro de cada cinco personas están de acuerdo con regular la eutanasia y es un apoyo transversal, da igual la ideología, la religión o las edades.

¿Cuántos malagueños acuden a la asociación?

En el último mes he atendido vía telefónica a unas 25 personas. La mayoría solicitan información para registrar el testamento vital, otras preguntan por la asociación y otras, por el derecho a la vida. Hay quien nos llama por la eutanasia, pero de momento no podemos hacer nada más informar de que es ilegal.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios