Málaga

Expertos de Quirónsalud Marbella señalan que el frío favorece la efectividad en el tratamiento de varices

  • Las bajas temperaturas ayudan a la recuperación de la zona intervenida y evitan la pigmentación de la piel en el área donde se ha actuado

Sanitarios en el quirófano de cirugía vascular Sanitarios en el quirófano de cirugía vascular

Sanitarios en el quirófano de cirugía vascular

Los meses de invierno son idóneos para someterse a determinadas intervenciones quirúrgicas. Es el caso de las operaciones de eliminación de varices y arañas vasculares . El jefe de Servicio de Angiología y Cirugía Vascular, del hospital Quirónsalud Marbella, el doctor Rubén Rodriguez Carvajal, explica los beneficios de esta intervención en las estaciones del año en las que se registran las temperaturas más bajas. “El clima afecta en la recuperación de este tipo de intervenciones. Nuestra experiencia demuestra que el calor ralentiza la recuperación mientras que el frio favorece la eficacia del tratamiento. Por otro lado, este tiempo invernal minimiza como la pigmentación de la piel, provocada por el hematoma que suele aparecer tras la operación”, detalla.

Rodriguez Carvajal subraya que los avances tecnológicos han aportado enormes beneficios al paciente ofreciendo un post operatorio confortable. “Hoy en día los tratamientos se caracterizan por ser poco agresivos ya que no requieren realizar grandes incisiones en el proceso de eliminación de las varices, como se ha hecho hasta la fecha en la cirugía convencional” explica el especialista del hospital Quirónsalud Marbella. Para ello, el experto detalla que se utilizan sistemas “que nos permiten tratar la insuficiencia venosa de forma mínimamente invasiva, a través de una simple punción y con anestesia local”.

"Los tratamientos se caracterizan por ser poco agresivos ya que no requieren realizar grandes incisiones"

No obstante, el cirujano incide en que el paciente debe tener especial cuidado en los días posteriores a la intervención para garantizar el éxito de la cirugía. “Lo cierto es que son indicaciones muy fáciles de seguir como el uso de medias de compresión y evitar periodos prolongados en una única postura, ya sea de pie o sentado. En todo momento, el paciente debe mantenerse activo, y puede recuperar su actividad habitual en pocos días. En épocas de calor intenso, la primera pauta suele molestar más al paciente de ahí que nuestra sugerencia sea intervenir este tipo de dolencias en los meses de otoño o invierno aunque las realizamos durante todo el año”.

Las varices son una dilatación inapropiada de la vena que reflejan una insuficiencia en el aparato circulatorio, su engrosamiento es debido a la incapacidad de establecer un retorno eficaz de la sangre al corazón. Su origen puede deberse a herencia genética o estar propiciada por hábitos de salud inadecuados (sobrepeso, falta de ejercicio, exposición laboral..).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios