Málaga

50 maneras de llegar al futuro por tierra, mar y aire

  • Los ingenieros proponen medio centenar de ideas para mejorar las infraestructuras y recuperar la industria, con el objetivo de que suponga el 18% del PIB

Vista general del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), que supuso un antes y un después para la industria del conocimiento en Málaga. Vista general del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), que supuso un antes y un después para la industria del conocimiento en Málaga.

Vista general del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), que supuso un antes y un después para la industria del conocimiento en Málaga.

Los ingenieros de las nueve disciplinas técnicas agrupadas en la Asociación Superior de Ingeniería de Andalucía (Asian) presentaron ayer más medio centenar de medidas orientadas a sentar las bases de la reindustrialización de Málaga. Las propuestas son de facto una vuelta de tuerca a las infraestructuras actuales en dirección a la internacionalización, la competitividad y el conocimiento con el objetivo final de que la industria, que apenas supone ahora el 6% del PIB andaluz remonte hasta el 18%. Para alcanzar esa meta es imprescindible que las empresas ganen dimensión, un mal que fue ayer puesto de relieve tanto por el consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, José Sánchez Maldonado, como por los ingenieros de todas las ramas salvo la informática que a través de Asián suscriben el documento 50 medidas para transformar Andalucía.

Aeropuerto e industria aeronáutica

La fortaleza del aeropuerto de Málaga con sus 16 millones de pasajeros requiere, por un lado, completar el acceso norte desde la hiperronda, beneficiarse de rutas profesionalizadas más allá de las propuestas por Turismo Andaluz y el Patronato de Turismo, y, sobre todo, convertirse en base de una compañía aérea importante porque esa es la fórmula para generar industria en su entorno, según expuso Antonio Gómez-Guillamón, director general de la empresa malagueña Aertec que representa al Colegio de Ingenieros Aeronáuticos en el documento 50 medidas para transformar Andalucía. Gómez-Guillamón también subrayó que hay oportunidades empresariales en el área de sistemas e inteligencia del avión y en el segmento de los drones y equipos voladores autónomos. En este sentido, recordó que Málaga carece de un campo de vuelo para aviones no tripulados.

Agroalimentación

Manuel María Boto, en nombre del Colegio de Ingenieros Agrónomos, recordó que este sector ha sido el caballero blanco de las empresas durante la crisis. A pesar de las dificultades, el número de sociedades que operan en la industria agroalimentaria ha crecido un 30%, el empleo un 10% y la exportación se ha multiplicado por cuatro. De acuerdo con su análisis, Málaga necesita un nuevo plan hidrológico que aumente la capacidad de almacenamiento y cambie el modelo de gestión del agua, pero no solo. También reivindica que el corredor ferroviario mediterráneo llegue hasta la provincia, un plan de mejora de los caminos rurales y, de manera muy significativa, desarrollar las redes de telecomunicaciones en el agro, porque solo así se podrán implementar nuevos sistemas de gestión y alumbrar nuevos productos. En este sentido, sugirió apostar por alimentos de IV y V gama, o sea, frescos sometidos a diferentes tratamientos en su envasado y conservación. Estos son los mimbres a partir de los que trabajar en ganar dimensión.

Transporte

El AVE y el tren de cercanías son un claro desafío en opinión del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. Su delegado en Málaga, Ángel García Vidal, subrayó que ha llegado el momento de completar la red de cercanías. Por un lado, la línea litoral para que llegue en una primera fase hasta Marbella y en la segunda a Algeciras, y, por otro, la línea interior, entre Málaga y Álora, de modo que dé cobertura al PTA. También planteó una solución para la alta velocidad entre Málaga y Sevilla, a través de una conexión en Almodóvar del Río (Córdoba)

Para los ingenieros, el transporte por carretera necesita en su viaje hacia ese futuro industrial un nuevo eje entre Málaga y Sevilla que proponen que se haga prolongando la A-357 hasta la A-92, en Osuna, así como nuevas variantes en la A-7 entre Rincón de la Victoria y Málaga, y entre Benalmádena y Fuengirola. El mapa del transporte de viajeros, en opinión de los ingenieros de caminos, no se podrá considerar completo hasta que no esté finalizado el metro y se active un plan intermodal que integre "todas las áreas urbanas e interurbanas".

Agua

Desde el punto de vista de las políticas hidráulicas Ángel García Vidal señaló que es necesario integrar el río Guadalmedina en Málaga, "aportando soluciones hidráulicas en toda la cuenca", plantear un plan contra las inundaciones producidas por las lluvias torrenciales, y finalizar las infraestructuras que permitan completar el saneamiento y la depuración de las aguas. En relación con el consumo humano expuso la necesidad de interconectar los sistemas de abastecimiento del Campo de Gibraltar, la Costa del Sol occidental y la Costa del Sol oriental para atender las necesidades "actuales y futuras". En esta línea, el delegado del Colegio de Minas del Sur, Juan Ignacio López Escobar, anotó la necesidad de realizar un "estudio serio" de las aguas subterráneas, de modo que se pueda recurrir a estos recursos durante las sequías sin esquilmarlos ni conducirlos a la sobre explotación como sucede con el acuífero de la Sierra de Mijas.

Costa y monte

"No se puede ir a golpe de temporal". El delegado en Málaga del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, Ángel García Vidal, fue ayer muy elocuente en la presentación de las propuestas para la reindustrialización de Málaga. En su intervención subrayó la "gran incidencia" que tiene el estado de las playas en el turismo y defendió un plan director de protección y regeneración de las costas que minimice el impacto de los sucesivos temporales. En relación con las playas, Juan Ignacio López Escobar, delegado del Colegio de Ingenieros de Minas del Sur, propuso otra idea tan atractiva como desconocida: utilizar "los yacimientos con arenas magníficas que tenemos", indicó.

"El monte mediterráneo no se puede abandonar a su suerte". Valentín Ortiz, vocal del Colegio de Ingenieros, demandó ayer un plan de ordenación integral de los recursos forestales y cinegético, actuaciones de restauración hidrológica y programas de repoblación para el suelo agrícola en desuso, de modo que se permita al monte cumplir su misión ambiental al tiempo que se convierte en un aliado de la actividad turística y económica, no en vano "el monte más rentables es el mejor conservado".

Minas

Málaga como potencia minera desapareció del mapa a principios del siglo XIX, lo que no significa que los ingenieros de minas no tengan un discurso de futuro para la provincia. En este sentido, Juan Ignacio López Escobar aludió a las calizas y especialmente a las dolomías blancas muy demandadas en la industria de la pintura y el vidrio que podrían aprovecharse si el puerto tuviera buenas instalaciones para graneles. Más allá aún de este apunte, aludió a las controvertidas canteras de Alhaurín de la Torre y lamentó que no se haya articulado un plan de recuperación innovador e ingenioso que las convierta, como sucede con la cantera de Starlite en Marbella, en un espacio de ocio. Además, puso de relieve el potencial de Málaga para la energía geotérmica y termosolar.

Puerto

Los ingenieros alabaron ayer la reconversión de los muelles uno y dos del puerto, si bien no dudaron en señalar todo lo que falta por hacer: mejorar la conexión ferroviaria, soterrar la vía del tren en la zona, potenciar las actividades logísticas y el transporte de mercancías con una terminal de graneles "con tecnologías avanzadas", según planteó María de los Ángeles Estévez, delegada del Colegio de Ingenieros Navales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios