Manifestación contra la violencia de género Miles de personas salen a la calle para “aislar a los maltratadores”

  • Piden aplicar el Convenio de Estambul, que incluye todas las formas de violencia contra la mujer, y una mayor implicación de la sociedad

Pancarta de la cabecera de la manifestación Pancarta de la cabecera de la manifestación

Pancarta de la cabecera de la manifestación / Marilú Báez

“No importa que seas hombre o mujer. Esto es de sentido común, nos afecta a todos y hay que superarlo”. También ellos quisieron hacer pública en la mañana de este domingo su denuncia e implicarse en la manifestación convocada en Málaga contra la violencia machista, a la que asistieron miles de personas y representantes de los partidos políticos y de los sindicatos, además de numerosos colectivos sociales, entre ellos la asociación de mujeres periodistas y grupos feministas. El objetivo, en palabras de la subdelegada del Gobierno, María Gámez, “aislar al maltratador”.

Las calles de Málaga se tiñeron de violeta para decir basta a una lacra social que solo este año se ha cobrado la vida de 44 personas en España. Dos de ellas, en la provincia malagueña. Antes del comienzo de la marcha, en torno a las 12:00, ya se escuchaban en los alrededores de la plaza de la Merced, desde donde partió, los primeros gritos de denuncia. ¡No son muertas, son asesinadas!, exclamaba al unísono una marabunta de personas. La pancarta de la cabecera, que sostenían las integrantes de la Plataforma Violencia Cero como convocante de la protesta, recordaba un lema ya popular: “Ni una menos, nos queremos vivas”.

Durante la manifestación, también se sucedieron los mensajes de apoyo a las víctimas que todavía no han sido capaces de dar el paso de denunciar. “Rompe el silencio. No estás sola”, se escuchaba entre los cánticos que coreaban los manifestantes junto a las consignas. “Quiero vivir sin que decidas por mí” o “Basta ya de terrorismo familiar”, apostillaban. La lluvia dio una tregua, pese a la elevada posibilidad de precipitaciones que contemplaba la Aemet.

El acto, aseveró la subdelegada del Gobierno en Málaga, perseguía, además de la “visibilización del maltratador para aislarlo”, escenificar “la batalla de toda la sociedad, incluidos los hombres”, porque, “sin ellos no se consigue la igualdad ni que desaparezca la violencia contra las mujeres”.

Asimismo, reconoció que todavía “queda muchísimo por hacer”. Y así, de hecho lo confirman las estadísticas sobre violencia de género. Hasta finales de septiembre, Málaga registraba 3.098 casos activos de violencia de género, 13 más que el pasado año, de los que 49 correspondían a mujeres menores de edad, 11 más que hace un año. Además, en la provincia hay en la actualidad 59 mujeres protegidas con control telemático. “La solución está lejos pero tenemos muy claro el camino: un pacto de estado y la unión de todas las fuerzas políticas”, recalcaba Gámez.

La marcha se animaba a su paso por el Paseo del Parque, que fue cortado al tráfico, con bailes para ensalzar la figura de la mujer. Niños, mayores y hasta señoras en silla de rueda. Todos se proponían, decía una mujer de avanzada edad, hacer ruido para que este fenómeno “deje de existir”. “No sé si los medios no son suficientes o que los hombres no se dan cuenta, pero esto tiene que acabar”, destacaba. Y a renglón seguido, recordaba que la situación “está peor que en los tiempos de mi abuela”. “Antes se pegaba, ahora se mata. Las iban matando poco a poco con las palizas. Éste es otro tiempo, hay mucha información y muchos medios para que esto no tenga que ser sí”, resaltaba la anciana.

Por su parte, Andrea Barbotta, tesorera de la Plataforma Violencia Cero, indicaba que su intención es la de que se aplique el Convenio de Estambul, que contempla como delito todas las formas de violencia contra la mujer, ya sean víctimas del machismo o féminas que ejercen la prostitución. Asimismo, abogaba por una mayor implicación por parte de la sociedad y más educación, sobre todo en el ámbito judicial y en centros escolares. “Hay mucha más conciencia pero también han repuntado las actitudes machistas”, se lamentaba la portavoz de la plataforma.

Insultos a políticos y la concejal María del Mar Martín Rojo denuncia una agresión

Tensa situación la que ha vivido el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y su equipo de gobierno en el arranque de la manifestación, cuando han sido increpados. El regidor ha recibido insultos de “fascista” por una parte de los convocantes y ha optado por apartarse para evitar problemas mayores. Pero la concejala de Economía, María del Mar Martín Rojo, ha denunciado que una mujer le había “dado un puñetazo en la espalda”, por el que ha terminado en Urgencias. En su cuenta de Facebook ha explicado lo sucedido y ha aclarado: "A pesar de todo lo sucedido, no dejaré de luchar en contra de la violencia, que no es propiedad de ninguna ideología política”. Decenas de comentarios de apoyo se han sucedido a su publicación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios