Medio Ambiente

La Junta autoriza al Ayuntamiento de Málaga a tomar medidas contra la cotorra

  • El gobierno andaluz le permite poner redes, retirar nidos y usar aves adiestradas hasta final de año

Tres cotorras en una palmera en la Alameda de Colón Tres cotorras en una palmera en la Alameda de Colón

Tres cotorras en una palmera en la Alameda de Colón / Javier Albiñana

La Junta de Andalucía acaba de autorizar al Ayuntamiento de Málaga la realización de varias acciones que permitan controlar la existencia de cotorras argentinas, una ave exótica invasora que está poblando buena parte de la provincia, que ocasiona daños en la agricultura y puede ser peligrosa para la ciudadanía si se caen sus nidos al suelo.

La delegación de Medio Ambiente ha comunicado hoy al Consistorio –que había pedido la renovación de la autorización el pasado 27 de abril– que le da permiso al control de la cotorra argentina mediante “la instalación de redes y estructuras de trampeo para captura en vivo de ejemplares, vuelos disuasorios con aves rapaces adiestradas y retirada de nidos”. El periodo de validez culmina el 31 de diciembre de 2018, fecha a partir de la cual el Ayuntamiento tendrá que volver a solicitar la autorización.

En su escrito, Medio Ambiente subraya que, una vez concluido ese plazo, el ayuntamiento malagueño tendrá un mes para enviar un informe con los resultados obtenidos y, además de la cotorra argentina, también da su visto bueno al control de la gaviota patiamarilla y la tórtola turca. En el caso de la gaviota, la Junta autoriza a “la retirada de nidos en edificios y zonas que representen un peligro para la actividad humana, vuelos disuasorios con aves rapaces y captura esporádica de ejemplares en vivo si no existe otra solución satisfactoria”. Respecto a la tórtola turca, el área de Medio Ambiente del ayuntamiento malagueño podrá hasta final de año instalar redes y trampas para la captura en vivo de ejemplares y realizar vuelos disuasorios con aves rapaces adiestradas.

La rápida expansión de las cotorras en Málaga –los expertos señalan que hay más de 3.000 solo en la capital de los tipos argentina, Kramer, de Senegal y Choclero– está provocando las quejas de los vecinos de zonas como la Alameda de Colón, que incluso han realizado una petición en el portal Change.org solicitando su eliminación por el ruido que generan y posibles problemas de salud. Los profesores de Biología Animal de la Universidad de Málaga Antonio Román Muñoz y Raimundo Real ya alertaron en 2006 sobre el crecimiento de este tipo de aves y esperan que su colonia siga aumentando. No hay fórmulas mágicas para eliminarlas. Las medidas que se han utilizado en diversas ciudades son matarlas con disparos de aire comprimido, cubrir sus huevos con parafina o mantenerlas en cautividad. Entre mayo de 2017 y febrero de 2018 –la última autorización concedida– el ayuntamiento de Málaga retiró 71 nidos de cotorras argentinas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios