Málaga

El Metro dispara sus pasajeros en Málaga pero el uso del autobús sigue a años luz

  • En los cuatro primeros meses del año el Metro ha registrado 2,3 millones de pasajeros y el autobús ha contabilizado 15,1 millones

Un autobús pasa con el Metro por detrás en Málaga. Un autobús pasa con el Metro por detrás en Málaga.

Un autobús pasa con el Metro por detrás en Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

El uso del Metro se ha disparado en los cuatro primeros meses del año en la capital malagueña, aunque su utilización sigue a años luz de la del autobús urbano ya que su zona de actuación es mucho menor. Entre enero y abril el Metro fue utilizado por 2,3 millones de pasajeros, según los datos oficiales publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística. En los meses de marzo y abril se han superado los 600.000 pasajeros, mientras que en enero y febrero se ha rebasado el medio millón. Eso le ha permitido a la infraestructura malagueña incrementar su volumen de viajeros interanual un 8,8% en enero, un 10,6% en febrero, un 11% en marzo y un 12,5% en abril.

Pese a la pujanza del Metro, el rey del transporte público en Málaga es el autobús de la EMT, algo lógico teniendo en cuenta que conecta todos los barrios de la ciudad mientras que el Metro solo comunica parte de la zona occidental con la estación María Zambrano y habrá que esperar por lo menos hasta 2021 para que llegue al Centro, por no hablar del tiempo restante hasta que se pueda ver el suburbano en la zona este, Ciudad Jardín, etcétera. Los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes recibieron en el primer cuatrimestre del año a 15,1 millones de pasajeros, pasando ligeramente de los cuatro millones mensuales en marzo y abril. En este caso su comportamiento es variable, pues disminuyó un 0,8% y un 1,2% en los meses de enero y marzo y creció un 0,8% y un 0,1% en febrero y abril respectivamente.

El autobús, por tanto, gana por goleada al Metro y todo apunta a que seguirá así bastantes años más, aunque si finalmente el suburbano llegara hasta el centro de Málaga dentro de dos años como se anuncia esta infraestructura tendría un fuerte repunte de pasajeros. El año pasado, según la estadística del INE, el Metro recibió a 6,3 millones de viajeros y el autobús a 47,4 millones, casi ocho veces más.

Un pasajero se sube al Metro en Málaga. Un pasajero se sube al Metro en Málaga.

Un pasajero se sube al Metro en Málaga. / Javier Albiñana (Málaga)

El INE ofrece información sobre el uso del autobús y el Metro en varias ciudades españolas, entre las que se encuentran Barcelona, Bilbao, Madrid, Málaga, Palma de Mallorca, Sevilla y Valencia, aunque no hay datos, por ejemplo, de Granada. Esa información permite realizar varias valoraciones llamativas. La primera es que en ciudades donde el Metro es histórico, está plenamente consolidado y tiene numerosas ramificaciones, como es el caso de Madrid o Barcelona, tiene más usuarios que el autobús. Eso se debe, en parte, a la existencia de numerosos turistas que saben ir a los sitios en Metro por la facilidad de sus mapas pero que es más complejo en autobús.

Los números del Metro en Madrid y Barcelona son abrumadores, con 232 y 140 millones de pasajeros solo entre enero y abril respectivamente. El Metro de Bilbao fue utilizado por 30 millones de usuarios en ese periodo, casi el triple que el autobús, mientras que el de Valencia acaparó a 24 millones de pasajeros. El que más crece de forma porcentual es el de Palma de Mallorca, con un 29% en marzo y un 24% en abril, pero se debe a que tiene pocos pasajeros, apenas 385.000 en el arranque del ejercicio. De hecho, el metro mallorquín ha sido muy criticado porque se invirtieron 350 millones de euros y el año pasado ni siquiera llegó al millón de usuarios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios