Sucesos

A prisión tres detenidos por el tiroteo mortal en Palma-Palmilla

  • El juez concretará los delitos que se les puede atribuir por la muerte del hombre al que alcanzó una bala perdida de un subfusil

Un orificio por bala en la pared de una vivienda en Palma-Palmilla Un orificio por bala en la pared de una vivienda en Palma-Palmilla

Un orificio por bala en la pared de una vivienda en Palma-Palmilla / Javier Albiñana (Málaga)

Tres personas permanecen en prisión por su presunta relación con el tiroteo entre dos clanes que la noche del 7 de febrero le costó la vida a Mateo, alcanzado por una bala perdida en el distrito de Palma-Palmilla. Así lo confirmaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que precisaron que los arrestos se suman a los que la Policía Nacional comenzó a practicar horas después de los hechos. Las actuaciones se encuentran declaradas secretas. 

La víctima era un hombre de 74 años que iba a asomarse a la ventana de su casa, ubicada en la décima planta de un edificio, cuando recibió accidentalmente un impacto que le ocasionó la muerte. La bala, disparada tras un enfrentamiento de dos bandas rivales, correspondía a un arma larga tipo subfusil. El proyectil le alcanzó en el tórax. Eran las 10 de la noche cuando saltaban las alarmas en calle Ebro, ubicada en la zona de La Palma.

Los investigadores detuvieron poco después a seis personas y encontraron en los registros que hicieron en la barriada unas 45 vainas de 5,56 y de 12 milímetros y un cargador, según informaron entonces fuentes próximas al caso. Desde la Comisaría provincial confirmaron más tarde la séptima detención. Esta semana se ha conocido que el titular del Juzgado de Instrucción 2, que estaba de guardia cuando se produjo el tiroteo mortal, decretó el ingreso en prisión para tres personas que habían sido arrestadas. El magistrado deberá concretar durante la instrucción el delito o los delitos que se les puedan atribuir.

Tras la muerte de Mateo, padre de un policía local de Alhaurín el Grande y de un guardia civil, vecinos y docentes de Palma-Palmilla volvieron a denunciar, como ya hicieron a principios de 2019, “la situación de impunidad que se vive en el barrio ante el uso de armas de alto calibre por una minoría que hace que la mayoría del vecindario viva con miedo e inseguridad”.

Así, a través de un comunicado conjunto del Consejo Político, colectivos vecinales y Plan Comunitario del Distrito Palma-Palmilla, trasladaron, ante las acciones de una “minoría violenta”, “que las autoridades no han hecho nada”. “Eso no sólo genera impunidad, inseguridad, y desconfianza hacia las fuerzas de seguridad dentro del barrio; sino que también redunda en el estereotipo sobre la barriada”, criticó el colectivo.

Los residentes temían que algún día alguien ajeno a estos conflictos se viera implicado. Una vecina del bloque en el que vivía Mateo explicó que, tras escuchar “20 disparos”, ella y su familia se refugiaron en la entrada de la casa. Porque estaba convencida de que “fácilmente podría entrar un disparo”. Fue, según describió, una situación “bárbara”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios