Málaga

El riesgo de lluvia para el Domingo de Ramos se reduce en la capital

  • Las precipitaciones serán más probables mañana con avisos por fuertes vientos

La procesión de la Pollinica en la capital antes de entrar a la calle Larios. La procesión de la Pollinica en la capital antes de entrar a la calle Larios.

La procesión de la Pollinica en la capital antes de entrar a la calle Larios.

La Agencia Estatal de Meteorología ha rebajado el riesgo de lluvia para el Domingo de Ramos en la capital, no así para la costa occidental y el interior de la provincia, donde las precipitaciones aisladas podrían enturbiar el inicio de la Semana Santa. La posibilidad de que llueva en la capital coincidiendo con el arranque de los desfiles procesionales se sitúa en este momento en un 35% durante las horas primeras del día y en un 25% en las primeras horas de la tarde. Por contra, la lluvia podría hacer acto de presencia esa jornada en Marbella, Ronda, o Antequera, que también vivirán las procesiones de La Pollinica.

Meteorología no ha activado avisos para el inicio de la Semana Santa ni espera que las precipitaciones sean importantes durante el domigo. Tan sólo se anuncian chubascos aislados y moderados, como consecuencia de la entrada de tres frentes activos, que van afectar a gran parte de Andalucía. La primera consecuencia de estos frentes se notará a lo largo de este viernes con la entrada de aire frío y viento, que será particularmente importante durante la jornada de mañana sábado, cuando se ha activado el riesgo por vientos fuertes y temporal en la zona de costa, que vendrán acompañados de chubascos. Esta inestabilidad afectará a los traslados previstos para el sábado en numerosos puntos de la geografía malagueña.

Los vientos podrían alcanzar los 80 kilómetros hora en la zona de Ronda, Antequera y la Axarquía y los 70 kilómetros hora en la costa del sol y la capital desde la madrugada y hasta las cuatro de la tarde de mañana sábado. En las costas, los vientos de componente oeste soplarán con fuerza desde esta tarde y durante todo el día de mañana.

Para las jornadas del Lunes Santo y Martes Santo se mantiene la previsión de cielos despejados y ausencia total de nubes, que coincidirán con un aumento de las temperaturas, que en la capital malagueña podrían llegar hasta los 25 grados de máxima el Miércoles Santo. La previsión para esta jornada también es de estabilidad, con cielos despejados y asusencia de precipitaciones en el conjunto de las comarcas malagueñas. Esta estabilidad se mantendrá en pincipio hasta el Jueves Santo, según las primeras estimaciones, que de momento no hacen previsiones para los últimos días de los desfiles procesionales. Para el Viernes Santo no se descarta la entrada d eun nuevo frente, como tampoco que se presente u día soleado.

Málaga es una de las provincias andaluzas afectadas por el riesgo de fuertes vientos o fenómenos costeros durante este fin de semana, junto a las costas de Almería, Granada, y Cádiz, donde se ha activado el aviso amarillo por riesgo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios