Málaga CF Luis Hernández: "El escudo es suficiente para cumplir mi contrato y acabar mi carrera en Málaga"

  • El capitán blanquiazul reconoció que está dispuesto a hacer un esfuerzo económico, como el resto de sus compañeros, para continuar en el club

  • Reconoce el ambiente enrarecido que generó en su etapa Richard Shaheen 

Luis Hernández en el segundo entrenamiento en La Rosaleda durante el estado de alarma. Luis Hernández en el segundo entrenamiento en La Rosaleda durante el estado de alarma.

Luis Hernández en el segundo entrenamiento en La Rosaleda durante el estado de alarma. / LaLiga

Luis Hernández es uno de los capitanes de este Málaga. Hay motivos de sobra, pero también palabras. El central madrileño, que afrontará este año su quinta temporada en el el club, dejaba claro su deseo de continuar perteneciendo a él en una extensa entrevista en Radio Marca, en la que trazó varias líneas de lo que fue el año y lo que respecta al futuro.

Su continuidad, dentro de las negociaciones que deben fluir entre el club y los jugadores de cara a la reformulación de contratos, no está asegurada, aunque el madrileño ya avisaba de sus intenciones y las de sus compañeros: "A ver cuál es la situación con LaLiga, porque después de la pandemia todos los equipos deben hacer reestructuraciones. Esto debe ser una situación normal. La plantilla está en disposición de ayudar al club como siempre lo hemos hecho".

Cuestionado por si haría un esfuerzo económico para seguir, algo que harían "sin duda", aunque aseguró que "a mí no me tiene que llamar nadie porque soy un jugador con contrato en vigor", y es que su vinculación ya se amplió hasta 2024, reformulando sus emolumentos, a principio de temporada, allá por septiembre. "El mayor aliciente es defender el escudo del Málaga cada día. Sólo con ese aliciente es suficiente motivación para estar en este club todos los años que me queden de contrato y si pudiera ser acabar mi carrera aquí", 

"Esta plantilla y las anteriores ha estado disponible para ayudar al club en muchas situaciones que se han dado, no sólo económicas. Este año no va a ser menos", reiteraba Luis Hernández, que no se metía en pantanos con respecto al Salario Liga y descartaba impagos: "Y no tengo mucho conocimiento del límite salarial, pero la realidad es que el club no ha dejado de pagar a ninguno de sus empleados, ni en la parte deportiva ni en la no deportiva. Eso sí ha ocurrido en otros clubes de la categoría. No puedo decir mucho porque no tengo mucho conocimiento, sólo hablo en la realidad de lo que pasa en el día a día".

"El club no ha dejado de pagar a ninguno de sus empleados, en otros clubes de la categoría sí ha ocurrido"

Luis está en estos momentos de vacaciones, ajeno a la actualidad, y afirma que el club no se ha puesto en contacto con él: "Conmigo no ha hablado nadie, no sé si con mi agente habrán tenido comunicación". Así, apunta a que "son situaciones que tiene que manejar el club, lo harán de la mejor manera posible para confeccionar una plantilla competitiva de cara a la temporada que viene. Hay personas responsables y dedicándose a cal y canto para poder resolver la situación de la mejor manera posible y que el Málaga pelee por estar donde se merece".

"Es el club el que debe marcar los objetivos. Es de las primeras piedras que se debe marcar de cara a la temporada. Confeccionar una plantilla y que todos sepamos por lo que peleamos. Entiendo que un club con la magnitud del Málaga no debe plantearse que el objetivo sea la permanencia. Más allá de tema de LaLiga, jugadores o posibles salidas no tengo conocimiento", cerraba al respecto el capitán blanquiazul sobre los objetivos que puede marcar el club blanquiazul para la temporada que viene.

La llegada de Shaheen y sus consecuencias

No es el único jugador que comenta algo similar al respecto. Ya lo hizo Adrián con anterioridad, reconociendo que terminó por no hablarse con el que fuera director general del club, Richard Shaheen, antes de la llegada de José María Muñoz como administrador judicial. Luis Hernández hizo un repaso del año con respecto a los puestos de importancia: "Ha habido muchos cambios y esto no es normal. A Caminero lo conocemos de la etapa anterior e hizo un muy buen trabajo. Con su salida y la de Joaquín [Jofre] y la llegada de Richard el club entró en una dinámica con los trabajadores que no era la apropiada".

"Éramos conscientes que el club necesitaba una reestructuración y que era inviable mantener la estructura de ingresos de Primera"

"Con Shaheen había un ambiente enrarecido con los trabajadores, el trato no era malo. Era de EEUU, igual sin el conocimiento necesario para gestionar un club de fútbol. Pero el trato no era malo. El cambio después fue muy positivo. Y el club ha evolucionado hasta una normalidad", matizaba el defensor madrileño, que reconoce que en la actualidad se ha alcanzado cierta normalidad y sobre todo tranquilidad: "En la siguiente etapa con la llegada de Manolo y el administrador se le ha dado mucha tranquilidad al club y a la plantilla. Hemos sido capaces entre todos de darle ese poso de tranquilidad la club, de centrarnos solo en la parte deportiva, a pesar del ERE a los empleados, que es una lástima que gente que lleva tantos años defendiendo el escudo tenga que dejar la entidad. Todos éramos conscientes que el club necesitaba una reestructuración y que era inviable mantener la estructura de ingresos de Primera División".

Mérito de la permanencia

"La permanencia tiene mucho mérito por los inconvenientes que hemos tenido desde dentro. Os enteráis de alguno, pero no todo sale a la luz. Y el esfuerzo de todos ha sido brutal".

Su lesión

"Ha sido una pena la lesión en el momento que se ha dado y me he perdido todos los partidos de la vuelta. Para mí ha sido un momento duro por no poder estar en el día a día con los compañeros. Y este último mes después del confinamiento ha sido jodido para mí. He intentado empujar a mis compañeros desde otro punto de vista, pero no es lo mismo que entrenando", hacía alusión el central a su lesión, la cual explicaba así, forzó y se desencadenó: "Fue en el entrenamiento del día siguiente al Extremadura. Estábamos en una situación jodida, y una lesión que igual en un mes está solucionada, ahora te pierdes 10 partidos. Hay veces que hay que forzar y teniendo claro con el míster tomamos esa decisión de jugar esos minutos contra el Extremadura. No hubo problemas y luego en otra jugada aislada sin riesgo me volví a hacer daño e hizo casi imposible que pudiera volver a reaparecer".

El ERE a los empleados

"No me gustaría hacer hincapié en ninguno, porque han salido no sé si 40 y es una barbaridad. Torrontegui y el ‘Pichita’ Miguel hemos convivido con ellos, pero hay más trabajadores que han sido imprescindibles para que el club vaya rodado y han salido. Es una pena, pero nosotros con los que mantenemos más relación es con ellos. Es una lástima que dos trabajadores tengan que salir ahora, pero la supervivencia del club está por encima de cualquier cosa. Es una pena, son dos profesionales como la copa de un pino y su aportación a la plantilla es muy grande. La pérdida de Miguel y de Torrontegui es difícil de asimilar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios