Málaga CF Rufete, comedido ante el interés del Espanyol en Keidi Bare

  • "Keidi Bare es un gran jugador, pero es de otro club, no podemos tampoco decir algo que pueda molestar", dijo en referencia al centrocampista albanés

Rufete, durante la etapa en la que se sentó en el banquillo perico.

Rufete, durante la etapa en la que se sentó en el banquillo perico. / EFE

El Espanyol es el último interesado en Keidi Bare. El cuadro perico, recién descendido a la categoría de plata y que será uno de los nuevos ricos de Segunda, ya hizo una primera oferta por el jugador que fue rechazada por el Málaga, algo inferior a los dos millones de euros. Ya en el mes de enero hubo también interés por él por parte de clubes como el Rayo Vallecano y el Getafe.

Sobre esta posibilidad se refirió el director deportivo perico, un viejo conocido de la familia malaguista como Rufete. El rueda de prensa en la que presentaban el proyecto para volver a la categoría reina, el alicantino fue cuestionado por ese interés por Keidi Bare, mostrándose muy comedido aunque no ocultó el interés y sus intenciones.

"Keidi Bare es un gran jugador, pertenece a un gran club como es el Málaga. Nosotros, evidentemente, estamos trabajando como he dicho antes, independientemente de que no tenemos el entrenador, en varias posibilidades que tenemos y queremos tener encima de la mesa prácticamente", expresaba el director deportivo refiriéndose al centrocampista albanés, al que espera tener cerrado a la espera del sí de su nuevo técnico: "Ojalá estén cerradas para que el entrenador pueda dar el OK o pueda participar de ellas".

Pero no quería líos Rufete, que pese a reconocer el interés respetaba a su ex club, el Málaga: "De Keidi Bare no puedo opinar más porque al final es un jugador de otro club y no podemos tampoco decir algo que pueda molestar".

Sin duda, el albanés es uno de los grandes activos que tiene el club tras esta convulsa temporada. No faltarán ofertas por él, como ésta del Espanyol, aunque Manolo Gaspar y la entidad se guardan la posibilidad de decantarse por la opción que más convenga en términos económicos, con el objetivo de no malvender aunque con la clara necesidad de cuadrar los números. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios