Francisco, antes del Girona-Málaga CF "El Málaga tiene a grandes jugadores pese a una situación económica complicada"

  • El técnico andaluz del Girona recupera para este partido a Muric, Ibrahima y Sylla

Francisco, antes del Girona-Málaga CF

El Girona se presenta ante el Málaga con varios efectivos que no estuvieron el fin de semana en la victoria en Cornellá. El guardameta Arijanet Muric, que llegó el fin de semana de la concentración con Kósovo; Ibrahima, que ya ha superado el Covid, y Mamadou Sylla, que no pudo estar ante el Espanyol por sanción y que estuvo en la órbita blanquiazul para venir este verano. En cambio, Juanpe, Aday, Valery, Bustos y Stuani seguirán siendo baja por lesión y Ramalho por sanción.

“Son un equipo peligroso, llegamos en una situación parecida. Será un partido súper complicado, es un equipo muy equilibrado que sabe perfectamente lo que hace y tiene mucha verticalidad arriba y muy buenos números fuera de casa. Suelen jugar con tres centrales y tienen futbolistas que juegan muy bien con espacios. Son verticales y nos pueden hacer daño arriba. Han demostrado que, pese a tener una situación económica complicada, tienen a grandes jugadores”, decía el técnico del Girona, Francisco, sobre el rival de este martes.

Disfrutamos mucho de la victoria ante el líder, me llegaron muchas felicitaciones de mucha gente, pero me he levantado y he hecho lo mismo de siempre. Nada nos puede distraer del camino. Tengo muy claro que en esta competición cualquier equipo te genera muchos problemas para poder ganar y que el partido de mañana nos puede dar tres puntos igual que el viernes”, sentenció de forma muy clara el entrenador almeriense, que obliga a los suyos a seguir por el camino de la “humildad y el sacrificio” para poder “puntuar”.

“La situación es que ahora tenemos 18 puntos y solo pienso en intentar ganar al Málaga. El objetivo no es otro que ir puntuando y esperar a recuperar jugadores para que en la segunda vuelta podamos disfrutar y estar en una situación que nos permita mirar hacia arriba”, declaró el técnico andaluz, que asegura que en el vestuario el triunfo ha supuesto “una inyección de moral, pero para nada hay euforia”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios