Resultado y crónica del Mirandés - Málaga CF Balas sin pólvora (1-0)

  • El Mirandés, en su única acción clara de peligro, logra llevarse los tres puntos ante un buen Málaga que supo crear pero no finalizar

  • El descenso (7) queda más próximo que los play off (8)

Luis Muñoz se lamenta durante el Mirandés-Málaga CF.

Luis Muñoz se lamenta durante el Mirandés-Málaga CF. / La Otra Foto

El Málaga CF vuelve a ahogarse ante su propia falta de puntería. Los blanquiazules volvieron a cuajar un buen partido en cuanto a su propuesta: sólido, creativo y capaz de generar lo suficiente como para inclinar la balanza de su lado. Pero la pólvora se quedó en casa y el Mirandés supo aprovechar su única oportunidad (1-0). Cosas de la categoría de plata.

El primer sustito lo daba el Málaga. Existe confianza en los jugadores, renovada tras los últimos partidos y que da pie a la continuidad en el once de Pellicer, casi calcado en los últimos tres partidos. Se notó en cómo surgió todo. Yanis estaba listo para sacar una falta y Jozabed le pidió sacar y cambiar la estrategia. El sevillano aprovechaba el desconcierto, cedía para el extremo y éste servía en línea de fondo para la melé en el área. El balón acabaría en el palo tras una dejada de Mejías que lograba conectar Luis Muñoz.

Una de las virtudes que ha llevado a la titularidad a Mejías tiene que ver más por su condición de asistente que por su cualidades defensivas. Cuando el equipo sale con la pelota en juego estático, el venezolano busca recurrentemente la pelota larga hacia el desmarque vertical de Chavarría a la espalda de la zaga. De una de estas salió un remate a la red del argentino. Joaquín, en una internada desde su banda hacia adentro, lamió el poste con un disparo potente con su zurda.

Las sensaciones son importantes y el Málaga las tiene en su juego, cree en lo que hace sin importar dinámicas o rivales, atacaba y atacaba en busca del primero. Yanis fue ejemplo de ello con su fe. Otra acción suya por la izquierda, desbordando hasta línea de fondo donde servía al segundo palo, permitió a Chavarría cabecear con claridad para un paradón salvaje de Lizoain. El rechace casi lo remacha Jozabed pero a bocajarro lo taponaba Vivian para evitar el 0-1. Otra más antes del descanso para Rahmani, que controló en la frontal tras una penetración de Joaquín, pero su disparo se marchó desviado.

El paso por vestuarios no cambió nada en Anduva. El Málaga seguía dominado el juego, generaba y no sufría en exceso. De un despeje de Juande ante la presión alta local, salió una asistencia con la testa precisa de Jozabed, que permitió la carrera a Chavarría en el mano a mano ante Lizoain. El asistente acabaría levantando el banderín anulando la jugada, la misma que el argentino erró pero tras un empujón grosero de Vivian. Joaquín, tras un córner, probó disparo en la frontal con su diestra que atraparía el meta canario local.

Todo fluía pero el gol no llegaba, Para colmo, tras una carrera hasta línea de fondo con Vivian, que carga con el hombro y manda a volar a Chavarría, el delantero argentino se lesionaba –antes había sufrido una brecha en la cabeza que le obligó a lucir vendaje de guerra–. Su lugar lo ocupaba Caye Quintana. Además, el esfuerzo comenzaba a notarse en el cuadro blanquiazul, más plomizo y lento, aunque seguía sin ser exigido. 

El Mirandés no había tenido presencia apenas en el área de Dani Barrio en todo el partido. pero una pelota parada desde el centro del campo, con despiste en la marca de Mejías, que permitía a Vivian rematar con éxito dentro de las mallas malaguistas (74'). Se pitó fuera de juego inicialmente pero el VAR lo dio legal: estaba en línea.

Con Orlando Sá, Julio y Jairo echó el resto Pellicer en los últimos minutos en el que se mezclaron las precipitaciones y los errores, con el desánimo y el golpe que fue el 0-1. El delantero portugués tuvo la más clara en el descuento pero no logró rematar bien. El descenso queda de nuevo más próximo (7) que los play off de ascenso (8).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios