La previa del Granada-Málaga CF No cualquier tren (18:00)

  • El Málaga se juega en Los Cármenes gran parte de sus opciones de ascenso directo

  • Se espera a más de 2.000 malaguistas en las gradas

El Málaga, en un entrenamiento. El Málaga, en un entrenamiento.

El Málaga, en un entrenamiento. / Javier Albiñana (Málaga)

El tren que pasa por Los Cármenes no es un tren cualquiera. Sobre todo para el Málaga. Pero tampoco es menos importante para el Granada y para todo el grupo de equipos que andan por detrás aspirando al ascenso de manera directa o vía play off. Hasta Osasuna, a pesar de su ventaja y su sensación de músculo, mira de reojo a esta cita, que le puede servir para alejar a dos de sus más temibles contrincantes.

El Málaga llega a Granada sabiendo que el ascenso directo pasa por ganar allí y que perder sería un adiós casi definitivo a sus aspiraciones de encajarse en los dos primeros puestos. Sí, quedan las matemáticas, pero también las estadísticas dicen que a estas alturas llegar cuarto es casi una garantía de no subir de manera directa.

Igual ese punto de épica es lo que necesita el Málaga si de verdad es un proyecto ganador. Los vaivenes del equipo en estos últimos meses no casan con la idea que tienen los malaguistas de lo que debe ser el Málaga en Segunda y tampoco con el mayor presupuesto de la categoría. Sin embargo, LaLiga 1|2|3 da muestras continuas de que todo es más complejo, que las pequeñas batallas del día a día marcan tendencia.

En Granada pensaban, tras el chasco del curso pasado, que este año sería más bien de transición. En cambio, con el paso de las jornadas, el conjunto nazarí se ha demostrado a sí mismo que el trabajo bien hecho, la calma y la humildad puede dar excelentes resultados. Con menos pretensiones calca la temporada del Málaga y la mejora ligeramente. Al menos de momento.

Alineación del Málaga

Muñiz tendrá que afilar el once y también la idea que quiere plantear en el césped de Los Cármenes. No habrá grandes sorpresas. Hay una base clara, sobre todo de centro del campo hacia atrás. Luego está el factor ofensivo, más cambiante y discontinuo. No termina de crecer nadie por los extremos, justamente donde más variedad ahí en la plantilla.

En los flancos se espera como agua de mayo que Ontiveros o Alejo al fin revienten una partida. Algo parecido sucede con Dani Pacheco, aunque el pizarreño no está al 100 por 100 y Muñiz ha preferido no arriesgar con él. Todos han aportado con cuentagotas, lejos de las expectativas y de las calidad que atesoran. Sin puñales es complicado marcar diferencias en Segunda División porque al final casi todos los equipos usan fórmulas similares a la de Muñiz.

Tampoco andan sobrados por el centro los blanquiazules, faltos de imaginación y de un canalizador. Pero esa batalla ya se perdió. Muchos quisieron asumir galones pero ninguno está capacitado para llevar el timón. No de la manera que se necesita.

En punta estará un Gustavo Blanco Leschuk que se siente liberado. El delantero argentino puso fin a su sequía después de un largo tiempo. Confiesa que lo pasó mal en ocasiones, pero que jamás dejó de creer en el trabajo y en el colectivo. Lejos de ponerse medallas, habla de lo colectivo por encima de lo demás. Un mensaje que quizás no sea muy popular pero que está cargado de razones internas, que al fin y al cabo son fundamentales.

Dudas en el Granada

Enfrente estará un Granada rocoso y que sabe lo que quiere. Como el Málaga, también tropieza a veces, pero siempre se pone en pie. Su ventaja le da un punto de ventaja, pero no es algo definitivo, por lo que tendrá tanto temor a perder como ganas de ganar. En las filas nazaríes resulta fundamental Ángel Montoro. Arrastra una molestias físicas y será duda hasta última hora. Sin él, el Granada no ha ganado ningún partido. Sí tendrá, en cambio, a Adrián Ramos y Quini, ya recuperados.

Afición

Al margen de lo que pase en el césped, habrá que estar bien atentos a las gradas. Se espera la presencia de más de 2.000 malaguistas en Granada, donde posiblemente se realice el mayor desplazamiento de la temporada. El ambiente de un derbi. El ambiente de una lucha por subir. Y es que no, no es cualquier tren.

Alineaciones probables. Alineaciones probables.

Alineaciones probables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios