Málaga CF | Entrevista a Gustavo Blanco Leschuk

"Ahora da lo mismo quién marque los goles"

  • El argentino atendió a 'Málaga Hoy' y habló de esa sequía a la que puso fin ante el Sporting: "Ahora estoy más libre, pero ya no importa quién marque"

Blanco Leschuk posando para 'Málaga Hoy' en el Espigón de Sacaba. Blanco Leschuk posando para 'Málaga Hoy' en el Espigón de Sacaba.

Blanco Leschuk posando para 'Málaga Hoy' en el Espigón de Sacaba. / javier albiñana

Gustavo Blanco Leschuk (1991) es uno de los pilares del Málaga. El ascenso pasará por lo que sea capaz de hacer en el campo. Sin sus goles, los de Muñiz perdieron compás. Ahora ha roto la pared invisible y espera seguir acertando, pero relativiza. Ya no importa quién marque, si él, Seleznov u otro. Habla de puntos, de triunfos, de finales. También matiza las palabras de N’Diaye: "De nada sirve ganar al Granada si perdemos los otros nueve".

–¿Está más hablador?

–Sí, puede ser, creo que se me nota. También depende de cómo me despierte, de cómo sea el día.

–¿Y cómo es el de hoy –ayer–?

–Bien, contento. Apareció el sol últimamente, así que bien.

–Y bien también porque ha vuelto a marcar.

–Sí, la verdad es que lo esperaba. Lo esperaba siempre, en los partidos que jugaba. No se me daba. Bien los postes, bien los porteros contrarios andaban acertados. Por fin llegó en el último partido y estoy, digamos, más libre. Me siento bien.

–¿Cómo ha vivido estos meses?

–Trabajando duro para ayudar al equipo a superarse, tratar de hacer las cosas bien. Creo que estamos en un buen momento, dando los pasos correctos. Quedan diez fechas que son diez finales. Son finales porque los puntos ahora son muy importantes.

–¿Llegó a desesperarse en estos meses de sequía?

–En algunos partidos sí, en algunos. En otros no porque a lo mejor íbamos ganando 1-0 y teníamos el partido ahí. Otras sí, porque como delantero a mí me piden marcar goles y yo también soy autoexigente. En mi caso me gusta ayudar al equipo y si es con goles, mucho mejor.

–¿Afectó a su juego el hecho de estar tanto tiempo sin marcar?

–No, no me afectó. Yo tengo muy claro lo que hago bien y lo que hago mal. Lo que hago bien es ayudar al equipo. Lo que hago mal es, a veces, no moverme bien dentro de la cancha. Necesito mejorar algunas cosas sobre eso.

–Implicado se le ve. A veces hasta toca más balones en el área propia que en la del rival.

–Sí, sí, a veces nos toca defendernos. Los centros laterales, los balones que van al piso... Defiendo, defiendo mucho. Sobre todo porque estoy en la posición donde suele ir la pelota.

–¿Siente que es el primer defensa del Málaga?

–Sí. Yo sólo si jugamos con un punta o cuando usamos un sistema con dos puntas, que entonces somos los dos.

–Hablando de dibujos, ¿prefiere el 4-4-2 o el 4-1-4-1?

–Yo me siento cómodo de las dos formas. Me gusta más el 4-4-2 porque tengo un compañero que me ayuda a hacer otros movimientos, llegamos más al gol porque hay dos puntas. Así puede ir uno a dentro y el otro fuera.

"¿Ofertas? Si me han llegado, mi agente no me ha dicho nada"

–¿Qué tal la compenetración con Seleznov?

–Muy bien, todo muy bien con él. Es una buena persona y eso es muy importante. Viene de otra cultura muy distinta. En el campo bien también. En el último partido tuvo una oportunidad al final pero no se le dio. Espero que en el próximo partido pueda marcar.

–¿Cómo le ve? ¿Necesita ya marcar un gol?

–Sí, como delantero necesita ya marcar un gol, pero bueno, si marca él, yo u otro compañero... lo importante ahora no es quién haga los goles si no conseguir los puntos.

–Porque como dijo al principio, quedan diez finales.

–Digo finales porque no hay otra palabra. Son partidos muy importantes. En casa, fuera, son todos iguales.

–Dijo N'Diaye que el Granada-Málaga es el "partido más importante del año", ¿está de acuerdo?

–Mire, si ganamos en Granada y los otros nueve los perdemos, no. Es así. Son los diez, ni uno ni otro. Mi pensamiento está en los diez. Es verdad que si perdemos allí y se ponen a seis puntos será más complicado.

–¿En qué ha cambiado el Málaga en estos meses?

–Para mí fue la concentración. En los primeros cinco partidos defendíamos y atacábamos bien. Estábamos más sólidos. En los últimos... como que no. Hay jugadas en las que estamos bien y otras, no tanto. También son cosas del fútbol. No podemos estar igual de sólidos 30 partidos. ¿Si veo bien al equipo físicamente? Sí, sí, sí. En el primer tiempo contra Osasuna jugamos bien. Luego tuvimos dos de visitante y más o menos. Y el último (ante el Sporting) lo jugamos bien.

–Una valoración rápida de los fichajes de invierno, ¿qué le da al equipo Iván Alejo?

–Velocidad, tiene mucha rapidez. Es muy buen jugador y llega muy rápido a las bandas. Siempre es bueno tener otros cambios, por si luego llegan las lesiones y esas cosas.

–Morán.

–Me gusta mucho Morán porque juega entre líneas, filtra muchos balones y eso como delantero se agradece.

–También están Brezancic y Werner, a los que no se ha visto en el campo. Usted que comparte entrenamientos con ellos, ¿qué puede decirnos de ambos?

–Son buenos compañeros y buenos jugadores. Que jueguen o no, eso lo decide el míster. Pero están para jugar y lo harían bien.

Blanco Leschuk, durante la entrevista en el Ciudad de Málaga. Blanco Leschuk, durante la entrevista en el Ciudad de Málaga.

Blanco Leschuk, durante la entrevista en el Ciudad de Málaga. / javier albiñana

–¿Qué defensa le ha puesto en más aprietos?

–El Oviedo, para mí. Los defensas del Oviedo.

–¿Cree que Osasuna se ha escapado ya?

–No, algún partido va a perder seguro.

–¿El vestuario ha hecho cuentas de cuántos puntos necesita el Málaga para ascender?

–No, no hacemos cuentas porque tenemos muchas posibilidades de estar arriba.

–El ascenso directo al final será para dos equipos, pero fuera se quedarán otros muy potentes. ¿Alguno le parece especialmente peligroso en un hipotético play off?

–El Dépor puede ser un equipo peligroso, fuerte. Pero la verdad es que si me quedo con uno estoy mintiendo porque todos los que está ahí andan muy fuertes. Por algo están arriba.

–Alguno de los que está fuera de play off, ¿le dará para colarse todavía?

–Puede ser, ahora en esta liga el primero le gana al último. Y quedan diez fechas.

–Entrando un poco más en lo personal, ¿en qué ha crecido en estos meses?

–He aprendido mucho, sobre todo a valorar algunas cosas. Cosas en el vestuario que antes no me daba cuenta. Estoy jugando mucho y eso es muy importante personalmente para mí. Hace unos años lo sentía y lo perdía cuando iba al banco de suplentes. Ahora valoro más el día a día, el trabajo, siempre al 100 por 100 para seguir estando en el campo.

–¿Sigue siendo Munir su mejor amigo?

–Sí, es un grande Munir. Siempre vamos a comer, salimos cuando podemos... De Málaga todavía no me ha dado tiempo a conocer mucho. No suelo ir muy lejos. Lo estoy dejando para el mes de mayo, que llega mi familia de Argentina. No los veo desde las vacaciones de Navidad, que fui yo allá. Tengo muchas ganas. Acá es complicado hacer un asado, la carne sabe distinta.

–Aunque ahora esté metido en la competición, ¿piensa en el año que viene?

–Eso depende mucho también de si ascendemos o no. No en mi caso sólo, en el del equipo entero.

–¿Le han llegado ofertas?

–Si me han llegado, mi agente no me ha dicho nada. Además, no me lo diría para que no pensase en ello.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios